Ir al contenido principal

Cuando pienso en ti





















Cuando pienso en ti
Me vuelvo goloso 
Me antojo de todo 
Quiero devorar versos
Tragar poemas 
Masticar cada letra .

Cuando pienso en ti
La poesía se hace manjar
Dulce de chocolate 
Dona de chantilly,
Sumo la gula a mis pecados 
Uno más a la cuenta 
Soy goloso y antojado.

Cuando pienso en ti 
Pierdo el miedo a engordarme
Y no le temo a mi condena.

Comentarios

  1. Hola mi Geme. Lindo poema como siempre. Me alegro verte más seguido.

    Un abrazo. Y no seas tan goloso. jajaj

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mi Geme , hoy estoy goloso y antojado , con ganas de poesía como la tuya , como la de mis amig@s , deliciosos pay´s , escarchados en versos y cubiertos de dulces sentimientos . Por cierto sea este el momento de felicitarte nuevamente como lo hice en el blog de literatura donde te publicaron algunos de tus poemas , estoy feliz por tus logros , me siento orgulloso , vanidoso y goloso por ti , por tus letras , por ser como eres , un encanto de AMIGA !!

    ResponderEliminar
  3. Leer a alguien a quien conoces personalmente es una oportunidad de saber más de esa persona. SI además te vuelve goloso...¡viva!
    Un abrazo Néstor.

    ResponderEliminar
  4. Si comer tanta letra, versos y poemas te engorda con este gran telento que tienes, va!!, que importaria ser obeso.
    Saludos amigo!!!

    ResponderEliminar
  5. Nestor querido, No se como agradecerte tus palabras,me he sentido tan llena, tan regocijada de ver que puedo inspirar sentimientos tan nobles. Y sabes amigo? yo solo soy como soy. Sin más. Un beso grande mi Geme. Muchas gracias.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  6. Querido amigo, siempre es un placer leerte, aún así de goloson ¿compartimos una onza de poxolate con menta ?

    Mis besos, sabes que te quiero, amigo

    ResponderEliminar
  7. Ursus , mi amigo , ¡ que viva lo goloso , jajajaja !

    Borrego ,eres muy generoso , ¡ un abrazo amigo !

    Aída , Mi Geme , vuelvo y te lo digo , me siento bendecido por tu amistad , mis besos para ti !!

    ¡ SILENCIOS , MI DIVINA ! , Que sean dos onzas , no , mas bién tres ; ya sabes de mi debilidad por mis chocolates " lindt ", deliciosas trufas y mis preferidas chocolatinas " Jet"....te quiero preciosa , mis besos que jamas te falten !!

    ResponderEliminar
  8. Esta bastante tierno esto y gracioso, me imagino que si y pasa mucho que ese alguien te despierta no solo las grandes pasiones sino también el apetito jaja yo empezaré a si rebajar mis rollitos jaja
    Un abrazo como siempre logras sacarnos muchas sonrisas...

    ResponderEliminar
  9. me apunto a la onza de chocolate de silencios, jeje

    ResponderEliminar
  10. Vuelo de hada :De eso se trata mi Amiguis , de sonreier un poquito ¡ un abrazo !

    Carlos Oliveros : Buena elección a la onza de Chocolate de Silencios , pero debo advertirte que esa onza lleva en su sabor el delicioso encanto del canto de Sirenas , algo de brujilla hay en sus recetas jajajaja !!

    ResponderEliminar
  11. El amor es un sentimiento que endulza la vida mientras se posee, si nos falta nos deja en sombras
    Una delicia leerte
    Un abrazo
    Stella

    ResponderEliminar
  12. Stella . y tu si que sabes describir de los sentimientos y el Amor , la delicia es para mi cada vez que te leo sobre el Amor ,sus causas y sus efectos .
    ¡ saludos !

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Entre vacíos

 (Foto: Passofinno)
Todo se torna vacío. No hay preguntas. Cualquier palabra que escucho es como si no tuviera sonido. Nada me llama la atención, hasta los poetas con sus versos me parecen gallinas culecas, son como un cacareo molesto, como si sus pasados pesaran tanto o más que esté presente donde la pedantería es grotesca y vanidosa, trifásica por lo latosa. Ya no hay escritores que valga la pena leer y  están haciendo quedar  en rídiculo a los antiguos, como si no les hubieran aprendido o entendido nada; casi todos los copian como autómatas, no son originales y se ufanan de sus lineas recicladas que solo son lastres sintácticos sin fuerza, rémoras incrustadas sin duendes, sin demiurgos, sin caballeros andantes con la locura como corona de la cordura.  Lo dulce tiene un sabor amargo, que empalaga, que fastidia. Ya nada de lo que leo o escucho me eriza la piel, ni me hace pensar, ni me anima a intentar cometer poesía. Creo que estoy muerto y mis átomos no se han desprendido porque no…

Otro día más sin verte...

(Foto:Passofinno) "Ya, ya no puedo más
Ya me es imposible soportar
Otro día más sin verte..."

Y estás allá Donde el tirano bebe sangre Y se adueña de tus días Para que mis noches sean eternas.
Tu voz ya no escucho Solo el eco del recuerdo Suena en mis pesadillas Y calma la angustia.
El desespero se desborda Por las líneas de la paciencia. Como este grito que no escuchas Como estos llantos sin voz...
¡Ya no puedo más! Mi cabeza es un tambor de revólver Las balas están en tu olvido Los disparos en tu adiós.
Todo orden es mi caos Los versos sin rima
La cordura en mi locura Las palabras sin significado.
Otro día más sin verte.

Carambolo

(Dibujo: Passofinno)
Era un ábrete Sésamo en todo su esplendor, con solo mirar, la imaginación jugaba al conquistador: Una pluma de avestruz con sus barbas de igual tamaño, en filigrana de oro con un diamante azul como plumilla en el cálamo, y en el raquis escrito el nombre de Maat. Una jarra de alabastro con las vísceras y los órganos de un antiguo difunto, su color pálido muerto seguía intacto. Un pabellón de electro en miniatura, que al tocar hace sonar misteriosamente los acordes de una sambuca.
Dos brazaletes dorados con incrustaciones de turquesa que forman una espiral con cabeza y cola de cobra.
Una cadena doble de oro rosado, con cierre decorado en esmeraldas y ocho sellos giratorios que la ciñen.
Un escarabeo que lleva en su laspislázuli un pedacito de cielo.
Siete perlas negras, matizadas con el brillo tenue del inframundo, fijas en el centro de un ostracon tallado en piedra caliza de Tura.
Un gato egipcio, frontal policromado, labrado simétricamente en basalto y atento siem…