Ir al contenido principal

Relatos de un difunto (I)


 (Dibujo : Passofinno)

Mi teniente y yo pertenecíamos al cuarto pelotón de la compañía Caldas, del cual, él era su comandante. El nombre del batallón no deseo recordarlo, o más bien -de tanto ignorarlo- ya lo olvidé, igual como lo hice con otros momentos amargos que allí viví y que poco a poco, uno a uno hasta lograrlo; los fui borrando de mi memoria como se borran los recuerdos dañinos que no dejan dormir: ¡ahogándoles en los duerme velas!

Un día, -que ese sí no pude olvidar por haber experimentado en mi ser una gran sensación de libertad- al verme fuera por primera vez en varios meses de esa cloaca que aspiraba a cuartel, sálimos con el fin de cumplir una misión; La primera para mis lanzas y yo, y la no sé que de tantas para mi teniente, al que respetábamos y admirábamos por considerarlo un verdadero oficial del ejército, a pesar de sus malos tratos que solo eran de palabra, pues nunca llegaba al punto de agredirnos físicamente inculcándonos así el respeto mutuo. Su carácter fuerte tenía corazón de gelatina, nos enseñaba con rudeza para poder sobrevivir. Constantemente nos decía que en esta tierra la violencia se fermenta con sangraza, que el entrenamiento debía ser tan fuerte para que la guerra fuera un descanso, que deberíamos dar la vida por nuestra patria, siendo preferible primero que los enemigos dieran su vida por la patria de ellos. 

Mi teniente era, en una sola palabra un hombre a carta cabal. Habíamos aprendido en poco tiempo a estimarlo en demasía, a tal grado; que en cierta ocasión en el curso de adiestramiento seguíamos muy chochos sin lograr acoplarnos en el paso de la marcha - que solo sabíamos a medias- y que debíamos hacer perfecto como autómatas a una sola orden dada. Hasta al hablar era evidente el gargajo de recluta.

Un oficial de mayor grado, que era Coronel o algo así por el estilo; descontento en la supervisión con nuestro desempeño, nos amenazó con hacer trasladar a mi teniente como comandante de otro pelotón y, he ahí el milagro obrado de esa amenaza. Por no querer sentirnos desprotegidos de la seguridad que brindaba la sola presencia de mi teniente, decidimos -sin ponernos de acuerdo- en no defraudarlo y, en muy pocos días este cuarto pelotón, desboque de reclutas, se convirtió en verdaderos robots soldados, capaces hasta con un solo grito al unísono de tumbar los muros del rancho, o a la voz de: !A discreción, firrr! o ¡descanso Arrr! hacer temblar la plaza de armas bajo nuestras botas.

Ese fue uno de los tantos hechos que hicímos ejemplar con mi teniente, su valor influía en nuestro miedo haciéndolo natural. Su porte, confianza, coraje y firmeza, todos queríamos emular y debido a esto fué desapareciendo el tembleque, la debilidad; nos hacíamos hombres y más que hombres soldados de guerra. Aquél espíritu aguerrido y bravo de mi teniente se había apoderado de el de nosotros, haciéndose uno solo.
Por eso ese día que no olvido, salimos todos sin pensar en el peligro ni el riesgo que ibamos afrontar ¡ Para qué temer si ahí iba mi teniente !

(Continuara)

Comentarios

  1. Como puede dar tanta confianza y seguridad una persona de firmes convicciones.

    Linda anécdota.

    Mucho gusto de leerte Mi Geme.

    Deseo que el año 2010, traiga para ti mucha salud, amor y tranquilidad.

    Aída.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto Mi Geme ,las personas dan o quitan según sus formas de ser .
    ¡ FELIZ Y PRÓSPERO AÑO NUEVO PARA TI Y TODA TU HERMOSA FAMILIA MI ADORADA AMIGA !

    ResponderEliminar
  3. Querido amigo, te he leído tantas veces, te he escuchado algunas más, he conseguido admirar cada letra. Porque eres Grande amigo, y lo sabes.
    Así siempre me gusto leerte, como tu sabes, y nadie más.

    Mis besos siempre, en la distancia de una cercanía como es la del corazón
    TQM

    ResponderEliminar
  4. QUE BUEN DIBUJO, AMIGO MIO¡¡¡¡

    LA HISTORIA ME GUSTA POR QUE VALORA LA FORMACION ACADEMICA DEL MILITAR. EN ESTE PAIS POR LAS CULPAS Y ABUSOS DEL PASADO, JUZGAN A LAS FUERZAS ARMADAS, NO A LOS CULPABLES, NO TENEMOS EJERCITO¡¡- SIENDO QUE FUE UN GENERAL QUIEN NOS DIO LIBERTAD. TE FELICITO PASSOFINNO, POR EL RECUERDO DE UN BUEN SOLDADO.

    ABRAZOS DE PAZ Y SALUD , A TI Y TUS AFECTOS, QUERIDO AMIGO

    ResponderEliminar
  5. Sali a dar un paseo por la blogosfera y me encontre con tu blog, me agrado muchisimo todo lo que he leido.
    Me quedo por aqui si me lo permites. Te invito a mi blog siempre que lo desees.
    Saludos Eternos.

    ResponderEliminar
  6. ESTABA NAVEGANDO Y TE ENCONTRÉ, ME ALEGRÉ PRIMERO POR QUE SOMOS MONTAÑEROS DE PURA CEPA,QUE VIVA ANTIOQUIA Y SEGUNDO ME GUSTÓ MUCHO TU ANÉCDOTA.TE ESPERO POR MIS BLOG:TROVAS Y COPLAS POR CAMABEL
    Y TROVAS VIAJERAS
    FELIZ AÑO NOS VEMOS EN EL 2010

    ResponderEliminar
  7. Te diré unas letras de una canción:
    "No quiero soldados/ quiero guerreros/
    /Los he visto luchar/ Que me muera con un dedo"
    Pues eso, no me gusta la educación militar, lo considero un lavado de tarro más descarado que el ordinario. En el futuro las guerras se harán con internet y las bolsas. (¿En el presente?).

    Feliz entrada y salida de año! Que el 2010 venga cargado de dulces frutos!!!
    Un abrazo fraternal!

    ResponderEliminar
  8. Te Deseo lo mejor para este año 2010 que va a entrar dentro de nada. Por favor, no dejes de aportar tu sonrisa y tu visión bella de las cosas.
    El Niño del Espejo

    ResponderEliminar
  9. ¡ Ay mi Silencios , mi divina amiga , sabes de mi admiración y adoración por ti y por tus letras , tu eres la Grande !
    Mis besos que jamas te falten .

    Nonna :Este es un cuento que escribí hace ya muchos años y que la idea central se me dió a través de un sueño y lo matice de experiencias en mi juventud , quise rescatarlo y es por eso que publico en este blog la primera página , ya veremos si me ánimo a publicarlo por apartes .
    ¡ saludos y un gran abrazo !!

    Eterno , seas bienvenido siempre a este también tu blog , es un placer tenerte y leer tus comentarios , pronto visitare tu blog para que podamos compartir .
    ¡ saludos !

    Belén Manrique Castaño : ¡ Bienvenida Montañera !, es un honor compartir contigo , esperame por tu blog , se que lo disfrutare y encontrare esencias de esta tierra Antioqueña
    ¡ Ave María pués !

    Ursus Polaris :Mis abrazos y saludos mas sinceros para ti mi buen amigo !!

    El Niño del espejo : Gracias por tus afectos y por permitirme compartir tu hermosa poesia y lo maravilloso de tu blog y tu sincera amistad ¡ saludos !

    ¡ A cada uno de vosotros , mis mejores deseos para que este nuevo año que comienza los llene de prosperidad y les conceda mucha Vida , Salud, Libertad , Amor ,Sabiduria , Buena Suerte y muy Buena Fortuna !

    ResponderEliminar
  10. Es cierto, como la forma de ser de una persona hace que actuemos o nos sintamos de un modo u otro. Como siempre un placer leerte.
    Un beso para ti.

    ResponderEliminar
  11. Mtx : Totalmente de acuerdo y el placer ha sido mío el volver a leer tus comentarios mi preciosa y valiente amiga ¡ un beso para ti !

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Otro día más sin verte...

(Foto:Passofinno) "Ya, ya no puedo más
Ya me es imposible soportar
Otro día más sin verte..."

Y estás allá Donde el tirano bebe sangre Y se adueña de tus días Para que mis noches sean eternas.
Tu voz ya no escucho Solo el eco del recuerdo Suena en mis pesadillas Y calma la angustia.
El desespero se desborda Por las líneas de la paciencia. Como este grito que no escuchas Como estos llantos sin voz...
¡Ya no puedo más! Mi cabeza es un tambor de revólver Las balas están en tu olvido Los disparos en tu adiós.
Todo orden es mi caos Los versos sin rima
La cordura en mi locura Las palabras sin significado.
Otro día más sin verte.

Entre vacíos

 (Foto: Passofinno)
Todo se torna vacío. No hay preguntas. Cualquier palabra que escucho es como si no tuviera sonido. Nada me llama la atención, hasta los poetas con sus versos me parecen gallinas culecas, son como un cacareo molesto, como si sus pasados pesaran tanto o más que esté presente donde la pedantería es grotesca y vanidosa, trifásica por lo latosa. Ya no hay escritores que valga la pena leer y  están haciendo quedar  en rídiculo a los antiguos, como si no les hubieran aprendido o entendido nada; casi todos los copian como autómatas, no son originales y se ufanan de sus lineas recicladas que solo son lastres sintácticos sin fuerza, rémoras incrustadas sin duendes, sin demiurgos, sin caballeros andantes con la locura como corona de la cordura.  Lo dulce tiene un sabor amargo, que empalaga, que fastidia. Ya nada de lo que leo o escucho me eriza la piel, ni me hace pensar, ni me anima a intentar cometer poesía. Creo que estoy muerto y mis átomos no se han desprendido porque no…

Carambolo

(Dibujo: Passofinno)
Era un ábrete Sésamo en todo su esplendor, con solo mirar, la imaginación jugaba al conquistador: Una pluma de avestruz con sus barbas de igual tamaño, en filigrana de oro con un diamante azul como plumilla en el cálamo, y en el raquis escrito el nombre de Maat. Una jarra de alabastro con las vísceras y los órganos de un antiguo difunto, su color pálido muerto seguía intacto. Un pabellón de electro en miniatura, que al tocar hace sonar misteriosamente los acordes de una sambuca.
Dos brazaletes dorados con incrustaciones de turquesa que forman una espiral con cabeza y cola de cobra.
Una cadena doble de oro rosado, con cierre decorado en esmeraldas y ocho sellos giratorios que la ciñen.
Un escarabeo que lleva en su laspislázuli un pedacito de cielo.
Siete perlas negras, matizadas con el brillo tenue del inframundo, fijas en el centro de un ostracon tallado en piedra caliza de Tura.
Un gato egipcio, frontal policromado, labrado simétricamente en basalto y atento siem…