Vistas a la página totales

martes, 9 de noviembre de 2010

Tenemos días... (II)


(Foto: Passofinno)


Magister dixit: "Cada día trae su propio afán" (Aforismo, que alguna vez un sabio plantó en la memoria genética de los desesperados), pero esta clase de días, cuándo llegan los traen todos juntos, si se trata de atormentar no son avaros.
Unos afanes, vienen encadenados, cansados, con la lengua afuera, lo han probado todo para lograr su libertad, sus esfuerzos son diuturnos -`beri-beri´-yo los llamo. Otros, llegan despacito, dando tumbos o a saltitos como arrancando pétalos a las flores con el índice y el pulgar, perdieron su seguridad, la jugaron a los gallos.

Los afanes que uno cree que son menos , son mas . Por sus nubes negras se asoman a montones casi todos disfrazados de demonios. Siempre tratan de acomodarse en los minutos, se adueñan de los segundos, su ataque es preciso, parecen un reloj Suizo. Son los mas estúpidos pero lo ignoran o se hacen los locos, deberían gastar su tiempo en ahorcar fantasmas u orinando espejos cromados, y no perderle en tragar cacumen de los homo sapiens. ¡Malditos!, como los demás están marcados, llevan la señal, se sienten y se creen de mejor clase de una categoría sin igual.

-¡Mentira!- Entre ellos mismos asi lo dicen pero no se oyen, siguen como si nada pasara haciendo carrizo muy dediparados como los viejos y obsoletos nobles, huelen a cerumen ¡Están sordos de tanta maldad!

Los afanes son infinitos, leoninos, no beben del leteo; se aferran como rémoras en las naves de estos días, son el lastre del tirano, la cacosmia es su vicio perpetuo.
(Cont...)

3 comentarios:

  1. Pero son afanes al final. "Cada día trae sus propios afanes", depende de cada quien que se prolonguen. Hay afanes tan, pero tan de mal gusto que te amargan, mejor es no hacerles caso pasarlos de largo y entrar en otro afán. Interesante. Continúo esperando la continuación.

    Un fuerte abrazo mi Geme.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. NO DEJES DE BUSCAR EN LOS DÍAS POR VENIR, LA NOBLEZA DE ALGÚN AFÁN, QUE SEGURO ESTÁ ESPERANDO QUE TU LO ENCUENTRES, PARA COMPARTIR TU VIDA.
    NO TODOS SON AMARGOS
    TE ABRAZO QUERIDO AMIGO

    ResponderEliminar
  3. Passofino yo siento que te conozco, hace eco en mí tus palabras, no se que tan sabio era el que escribió el conocido aforismo lo que si está claro como todo lo que se dice para evadir nuestra realidad es una forma de justificar la vida de los desesperados, en el fondo todos somos geneticamente desesperados sin causa inicial y sin destino conocido, esa tremenda verdad hace que nos inventemos historias que justifiquen los afanes sobre todos esos que por patología huelen tan mal me rindo a sus pies jaja Tu amada infiel

    ResponderEliminar