Vistas a la página totales

sábado, 24 de octubre de 2015

Todo lleva al amor...

Cualquier hoja en blanco, siempre cautiva de inmediato al encanto; y sin tener una sola palabra escrita, ya tiene impresa -sin mácula- la seducción en cada una de sus líneas...
Todo lleva al amor, todo me conduce a ella, a la mujer.
Si quiero escribir sobre un tema cualquiera, como lo hago en este momento; por algún lado, ella y el amor entran sin pedir permiso a mi pensamiento: El ensayo quiere ser poema, el cuento termina romántico, y en la novela hay un temblor si se omite al amor, poco a poco se convierte en todo un tratado donde la pasión esculca hasta el rencor, y el placer se trasmuta en odio, los besos en desprecio y los abrazos en puñales; son habitantes que se escapan de la caja de Pandora a intentar vencer toda esperanza... Ella, cambia de inmediato el Universo y son mis deseos los que van tomando forma con todos los riesgos que conlleva ese amor.
Me domina de la mujer su encanto, no puedo decirle que no...