Vistas a la página totales

viernes, 30 de octubre de 2009

Me hubiera gustado...


Me hubiera gustado decirle tantas cosas
pero las ganas se me detuvieron
el subconciente es más sabio
reacciona más veloz.

Quise darle marcha atrás
meter la reversa,
si sigo el rumbo de ese deseo
término insultandola
y eso es algo que no me perdonaría jamás
me sentiriá extraño
como si no fuera yo.

No acostumbro a ofender lo que mas quiero
aunque a veces como el Chavo del ocho
sin querer queriendo
lo he hecho
y es algo de lo que no me ufano
por el contrario
es un karma negro
que evito y no quiero vuelva a suceder
prefiero salir huyendo
y como Napoleón
ganarle a Ella la batalla
yéndome en silencio
con un desdén en mi rostro
aunque dice Unamuno:

"A veces el silencio es la peor mentira"

¿ Será verdad ?....

Me hubiera gustado decirle tantas cosas
pero me arrepentí a tiempo ...

miércoles, 28 de octubre de 2009

¡JALOGÜIN!


Nunca le podía decir que no, a todo lo que me decía siempre le dije que sí. Si me preguntaba que si iba a amanecer con ella, azurrunchaito en la cama haciendo cositas; automáticamente le decía que sí aunque tuviera mil cosas más para hacer, y a sabiendas de lo que me esperaba al llegar al otro día a la casa. 
Si me preguntaba el querer repetir la dosis después de la cuarta, yo le decía que sí, que no había quinto malo. Qué sí la quería ¡qué si! Qué si la amaba ¡qué si! Qué si le era fiel ¡qué sí! Que si el mundo le daba  ¡qué sí que a sus pies! ¿Qué, qué, qué, qué? ¡Sí, sí, sí, sí!

Era imposible resistirse a su tentación, la voluntad se albergaba en mi falo sin querer salir de su punto "G" . Era tentadora con solo verla, su mirada tenía todas mis respuestas ¡para que preguntar! sus piernas moldeadas por el deseo me despertaban un zururú dentro de mi piel, algo así como una ansiedad, un tembleque disimulado, un cosquilleo delicioso e irresistible en mis genitales; todo se ponía en guardia, se paraba todo, hasta el pelo se erizaba; lo único que no se paraba era el corazón, ese músculo latía mas fuerte, se aceleraba como un bólido de la fórmula uno (F-1) y ni que decir, cuando me hablaba casi entre dientes mordiendo suavemente el lóbulo de mi oreja izquierda por donde empezaban a entrar sin pagar peaje los sonidos del pecado .

-Te adoro vida mía amor mío papi hermoso dueño y señor mío lindo divino hazme tuya como quieras así, así   ay  ay  aaahhhh, más, más mi corazón  mi brujito ¡ay! ¡ayayayyy  uuffff  aaajjhhhaahh!-
...Y mil palabras más que salían de su escondite, voces de grueso y bajo calibre, susurradas  acorraladas, repetidas, gemelas, inquietas, dulces, agresivas, suaves, mudas, gemidas, salvajes, pícaras, coquetas, Groseras ¡Muy Groseras! todas en carnaval de lujuria desnudando la libido, que es mejor no decirlas porqué se espanta el escándalo...

Lo que no podré olvidar jamás son sus besos, eran brujos con candela y fuego, mordelones vampírescos, carnudos de labios gruesos, indecentes como ninguno, vírgenes abiertos, putos sin compasión. Siempre me decía cuando engarzaba su lengua a la mía -como lamia furiosa- que nadie me besaría como ella me besa, que ese era el secreto, que ni lo intentara probar con otra, que era inútil hacerlo, que no encontraría otros labios dispuestos y otra mas bruja que ella y... hasta el día de hoy se ha cumplido el conjuro (si así podemos llamarlo) aunque yo estoy sospechando que es brujería.
¡Sus besos, esos besos! Me los recuerdan unos amantes en sombras, que vienen a mi lago cuando empieza a caer la noche de rodillas ante el ocaso; donde yo, desde una piedra, sentado, los veo con envidia y remordimiento con la esperanza puesta en unos labios. Se besan y se besan sin descanso, con descaro, hacen retroceder al tiempo de puntitas como queriendo actualizar los momentos que no han estado juntos, son lenguas voraces. Ella se lo quiere tragar como una boa constrictora y él, busca y busca con su boca tragársela primero ...
Sólo una vez le dije que ¡No! y no debí hacerlo, fue la única vez, lo hice inconsciente, como por inercia, estaba tan embelesado viendo sus entrepiernas que me cogió fuera de base, no capté mi respuesta, no medité en la consecuencia, lelo, zurumbático quedé cuando caí en cuenta de mi tonta respuesta... Me preguntó que si me iba a disfrazar en el Halloween y le dije que ¡No! y ¡Zass! ¡que dije Dios mío! Dos letras fatales salieron de mi boca, boca loca que tanto se equivoca y se abre y se cierra mas veces que la puerta de un burdel y esas dos letras en palabra corta cambiaron mis afortunados ¡Sí! por un imprevisto ¡No! me disfrazaron para siempre, las tomó como un insulto irreparable. Acéfalo de excusas y disculpas, no pensó dos veces mi castigo y la condena porqué le ofendí con un maldito ¡No! su día más sagrado... Ipso facto, con un hábil tic de su nariz me trasformó en un vulgar sapo: ¡Croack, croack!

Coda:
Si algún día
Me ves sentado
En la piedra del lago,
Ten compasión
Y bésame sin asco
Igual o mejor
Que la tentadora,
Ese es el secreto
Para borrar de mi
Este conjuro o brujería
Como yo le llamo,
Y seré para ti
Por siempre tu esclavo
¡Croack, croack!

Nota: Los besos solo se aceptan de mujeres, son los únicos que pueden transformarlo
¡Croack, croack!


viernes, 23 de octubre de 2009

¡Alegría!


A veces uno quisiera con sonoras carcajadas atrapar la alegría en una sonrisa eterna, pero se nos olvida que la alegría es libre, autónoma, esporádica y digna sin repostarse. Cuando llega no acepta lazos ni cadenas que la aten . 
Ella llega sin tapujos ni rodeos, va directo como por dentro de un tubo, besa como una brisa fresca, acaricia como flor suave de amapola; está con uno lo que ella quiera estar, domina sin tallar, abraza fuerte y no ahoga; luego, como vino se va, sin pedir permiso, sin decir adiós, sin dejarse atrapar...
La alegría es dueña de sí, tiene su propia personalidad y su carácter no es variable, aunque ría y llore no por ello deja de ser alegría.

A mi me gusta sentirme alegre, debe ser porqué muy pocas veces lo siento. Sentir esa sensación es como levitar cuando se camina: el infierno está mas abajo, parece no existir y el cielo podemos alcanzarlo, si alzamos las manos le hacemos cosquilla .Todo es posible en ese instante donde la alegría tiembla sin cesar como una gelatina , feliz de que la deguste el mejor de los golosos.
Donde está la alegría el mundo es más nítido, los colores brillan con mas intensidad: El azul, es como el del pavo real, el verde sonríe, el rojo enamora, el blanco es mas blanco, parece trasparente y el amarillo nos hace olvidar que somos pobres.

Lo que no me gusta de la alegría son tres cosas:

La primera, es que cuando llega, casi siempre la trae una tristeza en sus alas de plumas negras.

La segunda, es que es su estancia es muy corta cuando encuentra sus nuevas alas con plumas de mil colores.

Y la tercera, es que cuando se va, las lágrimas vuelven a ser las dueñas de la ausencia.

Un día de estos no muy lejano, cuando la alegría vuelva y llegue, yo la estaré esperando, con una estaca en mi sonrisa para impedir que mi boca se cierre...

domingo, 4 de octubre de 2009

Mi Sonrisa


Las sonrisas estaban a la orden del día
Eran muy sonoras, desde lejos se escuchaban.
Yo buscaba con afán la mía 
Por más que intentaba no la encontraba
Rebuscaba aquí, allí y allá y nada,
No era posible ese encuentro 

Le preguntÉ a dos lágrimas
Que caminaban cabizbajas
Si por casualidad en su camino
Habían escuchado algunas carcajadas ...
Ninguna de las dos quiso responder
Sus voces estaban gastadas
Y en sus labios no había fuerza.

El llanto se lleva todo
Eso lo sé yo de memoria,
Hay veces que seca al lagrimal 

P.D:
Está historia continuará 
No sé cuándo 
Pero lo hará .
Quizás sea
Cuando encuentre
Mi ánimo o mi sonrisa