Vistas a la página totales

lunes, 29 de junio de 2009

Marasmo


Faltó un aliento 
Un sólo impulso,
Para que este marasmo
No fuera caldo de cultivo 

Faltó el alimento 
Una sola gota,
Para que este espíritu
Fuera libre no furtivo.

Lento marca el pulso 
El alma está rota,
Inocula tu silencio
El virus de la ausencia.

Frente a la chimenea
Invisibles hay dos siluetas
El frío del pasado,
Lo calientan las brasas.

Nervioso un espasmo
Se agita como necio,
El hambre y la sed
Raquítico lo dejaron.

Falto un hálito
Un soplo
Un empujón...
O un Beso.

sábado, 27 de junio de 2009

Esta tristeza...


Hoy he vuelto a recoger mi tristeza
O más bien, ella me recogió a mí
Es más veloz que yo,
Me alcanzó en mi camino,
Me cogió cansado,
Me lleva en sus brazos
Al club de los suicidas.

El amor siempre es la causa
Que yo sea lento en la huida.

Vuelve el desierto alimentar mi sed .
-Sentado doy la espalda-
Un cactus como  cruz es el paisaje,
La esperanza se clava en sus espinas.
El sol se asquea con mi presencia
Está harto de las bocas secas.

Un bailarín pirata me enseñó un truco
Para acabar con la tristeza.
Me dijo que cada vez que llora el alma,
bailara y bailara y bailara
Y yo bailo, bailo ¡y bailo!
Pero, ella también se sabe esos trucos
Y me baila en la cara
Burlándose de mis ánimos.

Necesito quien la haga desaparecer
En un sombrero de mago.
Necesito tres palabras
Que valgan como un vade retro.
Necesito tu magia,
Necesito que de un ojo
Salga una estrella
A espantar a esa que baila
Y se burla en mi cara.

viernes, 26 de junio de 2009

¿Qué es el amor?


Hay quienes hablan del amor  como si fueran los dueños, casi por lo regular son los que del amor menos saben. La mayoría se desbarata en explicaciones cantinflescas, llenan textos enteros de estupideces, filosofías baratas de interpretaciones superfluas, psicologías extensas en un sin fin de palabras huecas que solo revuelcan la mente. 

Otros, más osados, proponen guías con pasos enumerados a seguir, estos gurús pretenden que siguiendo cada etapa, las huellas del amor vuelven a retroceder. Planifican de tal forma sus recetas que hacen creer al ingenuo que la verdadera sazón está en ellas. Se les abona su buena intención, su granito de arena, pero les falta individualizar.
El amor como la verdad no tiene una respuesta en general y nadie aún ha inventado la panacea en la que todos estemos de común acuerdo. De pronto hubo un tal Jesús que nos explicaba con las palabras exactas, las correctas, las precisas la esencia divina del amor pero lo callamos ¡Y de qué manera!

Los poetas hacen vanos intentos en lograrlo, se desviven en frases de sumo intelecto donde la inspiración acomoda las palabras en reglas métricas, de ritmo y tono, rima y asonancias; hasta en versos libres tratan de enmarcar en letras de oro que es el amor. Cabalgan en versos, alas y galopes golpean en sus sonetos, risas a sus coplas, llantos en los poemas. Unos se lucen más que otros porque hacen de una metáfora un mundo nuevo, escarcean una idea tejiendo la trama como un bordado en una red de sirenas, aquellas mismas que cosen con sus cantos. Pero el amor sigue ahí esperando como un pasajero que lo recoja el tren que no ha de llegar.

Los escritores inventan sus novelitas, unas se quedan clavadas en la memoria y suenan muchas veces como los clavos de Cristo en los suspiros de los amantes furtivos, otras se arraigan en las raíces como un ejemplo a seguir, emulando su tatuaje de alma, son muy bonitas no se puede negar, pero el amor sigue ahí, esperando, esperando a través de los siglos.

Y ni que decir de la religión, ¡Esa si que ha sido la asesina del amor! ¡Mejor ni hablemos! 
Todas en sus santos relatos lo han esclavizado y han hecho de la mujer un objeto y del hombre un pobre pelagatos, asaltador de coronas, rey embustero o en último caso un pobre plebeyo que tiene que matar a medio mundo para lograr su objetivo y después termina durmiendo con sus concubinas.

¿Qué es el Amor?... ¡Yo no sé la respuesta para un común! sólo sé que hay un libro, un libro que habla del verdadero amor y ese libro es el que haces tú, el que tú escribes a diario; no se encuentra en guías, catálogos, librerías o estanterías. 
Es el libro de tu amor, de como  lo vives; nadie te lo enseña,  a sus hojas en blanco tú le escribes las letras, lo llenas de colores o de lágrimas; en ese libro está tu respuesta, no en el libro de los demás. 
El amor se vive como cada cuál lo entiende, lo siente; equivocado o acertado tenemos ese derecho de vivirlo, el amor se aprende del amor.
Nuestro libro del amor tiene lo que yo quiero leer, no tendrá tu respuesta pero en él encuentro la mía.

Mi historia de Amor no será como la de Romeo y Julieta (título machista, debería ser primero por educación, galantería y respeto: Julieta y Romeo),  Beatriz y Dante, Fermina y Florentino, Eva y Hitler, Saba y Salomón, Narciso y su Reflejo, Ana Bolena y Enrique VIII, Eurídice y Orfeo, Cleopatra entre dos como un sandwich, Los amantes de Teruel... 
No será así mi historia de Amor, pero si sé que la de aquella, la de aquél, la tuya y la mía son dignas de respeto y deben ser valientes, no hay espacio para el amor cobarde; el amor cobarde es una farsa que se disfraza de amor.

lunes, 22 de junio de 2009

Soberbia


Las aldabas estaban soldadas por el tiempo, el óxido había hecho su trabajo; así lo descubrí después de escurrirme por una de sus ventanas, no sin antes haber quebrado todos sus vidrios, cosa que lamento. 

Antes de entrar, pasé un buen rato intentando abrir con una ganzúa la chapa de sus puertas, ignoraba que había sido cerrada también por dentro, el que lo hizo debía estar dentro de ella, pero después de tantos años de hacerlo, de seguro estaba en esqueleto.
La casa estaba casi en ruinas, pero como cosa rara, segura.
Las hojas de enredadera se trepaban hasta los techos colgándole melenas, parecían con capul y muchos de sus tallos se metían sin permiso por las rendijas, pero la falta de luz los marchitaba en sus intentos. Era como si el exterior se camuflara con el monte queriendo esconder su pasado, huir de quién quisiera llegar a ella.
El jardín se resistía a desaparecer, lo mas probable es que sus flores fueron sembradas con amor. Cuando el amor toca una semilla no solo germina sino que también cosecha vida eterna, sólo las manos de un atarbán las puede volver un triste recuerdo.

No era abril ni mayo pero estaba florecido y aunque el paisaje parecía una lagrima envuelta en una esfera de cristal, sonreía el rosal, las gardenias, las siemprevivas, las altivas violetas y dos trepadoras orquídeas catleyas que se habían aferrado al tronco de una ceiba.

Llegué hasta acá porque me trajo un secreto, la leyenda de dos amantes que murieron al mismo tiempo mientras hacían el amor. 
Dicen en el pueblo que cuando esto ocurrió, se formaron en el cielo imágenes con nubes de mil colores como retratos de ellos que iban dibujando los extasiados vientos de ese instante. 
Todos los que intentaban llegar hasta aquí se perdían en el camino, andaban en círculos fantasmas, y un impulso misterioso les devolvía con un soplo sus pasos. Este camino estaba vedado hasta el día de hoy, que por una extraña razón, hoy se me abre a mí; cargado me trajeron unas huellas, sentí como si volaba entre algodones...

Esa misma  extraña razón no me permite contar más por hoy, me dice que debo callar porque un silencio pasa; ya será luego que lo haga, si ella me lo permite y este silencio que pasa...

Las Araucarias


Caía la tarde, gemía el viento, en un momento pensé que era el lamento del vecino que trajo del desierto, y lleva tres días completos llorando una ausencia.

En tardes como esta, cuando silba el viento cerca a mi casa, lo hace a través del ramaje de las araucarias; enarbola en espiral besando los tallos, vuelve y baja abrazándolos.  
Ellas son fósiles vivientes que tienen un pasado de millones de años y albergan en su savia todas las quejas de la humanidad.
Quién haya escuchado silbar el viento en las araucarias sabrá de lo que les estoy hablando. Mas bien son llantos hecho canto, que al principio producen miedo, palidecen al sentimiento, son como la voz de un fantasma anunciando un huracán... después la tristeza gana terreno en el ánimo y más tarde la complicidad les da una palmadita en los hombros. 
Uno empieza a identificarse con ellas, es como si nos hablaran, nos quisieran decir algo, dar algún mensaje o pedir auxilio. Pero no, ellas sólo traen la voz del amor ausente y llevan la del presente, así como lo están haciendo hoy con el lamento del vecino que en ellas se grabó.

¡Llama y llamas!


¡Llamas por todas partes!

Llamas de llamar y no lo haces
Ese bendito móvil que no suena
Ni siquiera lo piensas 

Llamas de fuego
También de las que arden
Que de verdad queman 

Llama y llamas.
La una como las otras
Me condenan.
Si lo sabré yo
Asiduo visitante del infierno 

Tengo unos labios desiertos,
Gemelos sedientos
Del oasis de tus besos 

¿Cuanto más he de rogar al destino
que te proyecte real?
¿Cuanto más o menos
este viajero de sueños
tendrá un lugar en tu memoria?

¿Lo sabrás tú... o tal vez
el quizás nunca jamás?

Llamas de llamar, Llamas de fuego,
No lo haces... me quemas.

ELLA, ÉL


Ella,
Lo miraba a través de la ventana.
Él,
Sentía que lo desnudaban unos ojos.

A ella,
Los rojos se le subían a la cara,
A él,
Cuando la miraba, se le salía la gana.

Las ganas y el rojo
Les cambiaron los colores.

Ella,
Los pintó de amores;
Él,
Con su mirada, abrió el cerrojo.



jueves, 18 de junio de 2009

No puedo más...


No puedo más,
Ciño el laurel a la derrota,
Estoy vencido.

Mis manos en la cabeza
Atajan la explosión que hay en ella.
Tu imagen pesa.

Vivir sin ti
Es como respirar al revés,
Contener el fuego al dragón,
El aliento que quema.

¡No puedo más!
El mundo se equivoca
Como dice la canción.

Está realidad es un sueño
Debo despertar.

Cuando abra los ojos,
No me falles,
Debes estar.

miércoles, 17 de junio de 2009

La falta que me haces...


La falta que me haces,
Hace que mi ser crezca diferente,
Que vaya dando tumbos contra el viento,
Más despacio aún,
Contra la corriente.

La falta que me haces
No tiene nombre, errante es.
Enjambre, hambre, voto.

Todo me reta:
El sueño que no quiere dormir
La sonrisa que se perdió de mis labios
El sol que se esconde cuando lo necesito,
Hasta la luna que se burla de mí.

Todo me reta:
La mirada de aquél gallo púrpura
Que pintó doña Juana en su figurita de cerámica.
El silencio repetido en la garganta del poeta,
Está olla de presión que pita como un tren que llega,
El grito del majadero asustando su propio eco.

¡Todo, todo me reta por la falta que me haces!
Esta presión que estalla contra está olla,
Ese tren que conmigo no marcha,
Este grito que canta más que el gallo,
La cerámica que volví pedazos,
La garganta que se ahoga porque se tragó al poeta,
La mirada de doña Juana que llora
Cuando este majadero le repite al eco:
La falta que me haces...

... Y sigo...


...Y sigo haciendo ejercicios para olvidarte... 

Primero:
Flexiono mis ojos 
Pestañeando de arriba hacía abajo 
Para que no te miren ni de reojo 

Segundo:
Levanto mis pies hacía atrás,
Para que no caminen hacía donde tu estas.

Tercero :
El tercero es...
¿Cuál es el tercero?...

Ya se me olvido
Por estar pensando en ti...

martes, 16 de junio de 2009

El destino y yo.












Que se te partan los huesos en dos;
Eso duele.
Que se te caiga de las manos una fina porcelana y se rompa;
Se pierde plata .
Si es a tu nuevo blue-jean -que acabas de estrenar- al que se le hace un roto;
¡Qué importa , está de moda!
Si es un vaso que se te quiebra cuando saboreas el mejor de tus helados;
Eso a veces pasa... va y viene.

Lo único que no debes permitir nunca:
Es que tus sueños estén rotos,
Se te quiebre el espíritu,
Se rompa la ilusión,
Y se te parta el alma;
Porque el destino y yo...
Jamás te lo perdonaremos.

La Boda


Ella lloró en su Boda

Era su Boda 
No la de él 

Ninguno de los dos
Se casó con Ella.
Ni el que la llevó
al altar,
Ni el que aún,
la espera...

La espera 
la espera 
la espera...

Los Noctámbulos


La noche, la recibo con los brazos abiertos, a la aurora con los brazos cruzados; la mano derecha en el corazón. 
Mi sueño empieza a llegar cuando el sol copula en las mañanas, y cuquea con sus rayos los campos frescos, disponiéndolos a recibir su semen en las grietas de sus entrañas. 

Soy noctámbulo, como tantos otros que me acompañan en estos momentos -sin saberlo- a robarle  pensamientos al insomnio.
Ni mi alma sabe lo que yo siento ante una hoja en blanco: Cuando en ella empiezo a escribir, se me va la vida, la juego a cara y cruz. Es como si estuviera haciendo el amor a una virgen prohibida; de esas santas inmaculadas que jamás han sido tocadas por  hombre alguno, y el pecado no existe en su diccionario.

Soy atrevido, es cierto no lo niego, por eso el peligro en cada frase acecha vigilante mis pasos. Pero que hacer; si no escribo me ahogo, no respiro, de todas formas, siento que muero.

Escribo de todo y de mucho; escribo para mi,  para leerme, para que me lean los enamorados que recogen lágrimas en una alcancía como si fueran moneditas de oro.
Escribo para los inquietos y curiosos que cabalgan en unicornios azules, escribo para los zonzos que despiertan de su letargo, escribo para levantar envidias y celos como ampollas en los amargados, es inevitable. 
Escribo cuentos que rayan en lo absurdo, poemas cursis para el pueblo, relatos para que me destrocen, ensayos para los tontos y estúpidos iguales a mí que deseamos hacer algo con estas noches que nos violan la voluntad y el deseo haciéndolos picadillos a su antojo. 
Escribo para que sonrían, lloren, canten, bailen, griten; se rasguen las vestiduras, se aflojen los botones, el tole me goce, se burlen... ¡Se me importa un pito, tengo que hacerlo!

Los Noctámbulos somos extraños, dueños de la noche, "Gente non sancta" decían los antiguos. Volamos en los mares, navegamos en los cielos y viceversa. 
Somos capaces de todo y de nada si nos da la gana. Incluso, de hacer que el sol salga de noche a iluminar  la tristeza de una estrella. 
Yo lo he comprobado una y mil obscuridades: he visto reír a una lágrima y llorar a unos labios, cuando se columpian en el tiempo los dioses del Olimpo para hacer sus malabares: El cielo cambia de tono, del prusia se va al azul turquí . Ríen y lloran, también están felices y tristes, son los amos de la dualidad y no les interesa lo que tu pienses ¡Son dioses!... De vez en cuando me miran, me lanzan frases como saetas y uno que otro beso las pícaras Ninfas.
Flora y Céfiro muchas veces me acompañan cuando salgo a caminar por los jardines. Ella me regala semillas nuevas y Céfiro un viento suave que trae del Oeste. Después se van en silencio como llegaron antes de que los regañen.
Los Noctámbulos jamás faltamos a un ritual:
¡Soñar despiertos, eso es sagrado!
Cada día que la luna lo parte en dos, en la noche toledana, ofrecemos nuestra alma en sacrificio...
¡Dolor agradable, Tormento que satisface! eso es lo que se siente.

Somos magos antes del crepúsculo, de nuestros sombreros de copas sacamos plumas que vencen los adioses, que hacen callar al tirano, y mandan besar nuestros pies a los déspotas y con ellos mismos castigarles. 
Somos ladrones de sueños, de aquellos sueños que no tienen garantía cuando salen imperfectos. Sueños rotos los llaman, así los bautizo una hada amiga mía cuando trataba de repararme uno de esos sueños. 
Esa hada, es la misma que vuela de Norte a Sur, de Sur a Norte en los duerme velas de noches como esta, adonde está su enamorado... Hay veces -camino a su destino- en mis segundos se detiene, nos tomamos un café, me da un besito de Bambi y con el seca mis lágrimas; no sabe porque lloro pero lo intuye...Yo también quiero volar como ella vuela, pero en otra dirección a donde el amor se esconde como el paguro en la concha de un caracol.

Leer, es otra de nuestras rutinas. 
Los Noctámbulos cuando lo hacemos, caemos desnudos de rodillas ante un libro; besamos su portada y al abrir la página, nos embriagan sus olores de bosque, el elixir de la eterna juventud se nos da, y al empezar a leerlo, de la A, a la Zeta, nos lo devoramos con un suspiro; así como con este que tengo en mis manos.
Lo saboreo lujurioso, es del Gran Maestre, el Fraseologo Mayor Jorge Luis Borges.
Pero no les contaré nada, ni una sola letra les diré; en cuestión de manjares soy muy goloso y egoísta a la vez. 
Mejor, busquen uno para Ustedes, Borges está en todas partes, él es de todos, no sean ciegos y avaros, aprendan de él: que siendo ciego fue luz , es luz y será luz, y sin ser avaro nos robó toda la devoción para él.

(Passofinno)

domingo, 14 de junio de 2009

Te busco


















Te busco

Con este desespero
Al borde de la calma
Con este filo que corta
Mi paciencia que te llama 

Te busco 
No respondes
Sorda está el alma
Muda la voz de tu sombra 

Te busco 
¿Dónde estarás mi adorada amada?
¿ Cuál ingratitud te envuelve?
¿Qué olvido te esconde?
¿Cuál afán borra tus huellas?
¿Quiénes son ellas las que alzaron tu vuelo?

Te busco 
¿Dónde estará tu adiós para vencerlo?
¿Cuál viento sopla tu espalda?
¿Qué coordenadas te atrapan?
¿ Cuál de los miedos te hizo caminos?
¿Quiénes son ellos los que te hacen invisible?
¡Te busco ................................................Vuelve!

viernes, 12 de junio de 2009

Sin Nombre ( I ) (Una nueva filosofía de vida)


¡HEY TÚ!... ¡SÍ TÚ!... ¡El mismo que está leyendo ahora estás líneas! ¿No eres acaso un habitante de este siglo XXI?¿Por qué andas como una rueda suelta?
¡Desprende esos viejos moldes y engánchate a este carro que rueda hacía la felicidad! ¡Tómate unos minutos y lee estos principios básicos de la nueva filosofía de vida, te interesará! ¡No te lo pierdas! después no digas porqué no te lo advertí.

No creía en la fidelidad, había sido engañada tantas veces, que sus lágrimas formaron surcos en su faz. Su  bello rostro y joven aún tenía impreso las huellas del desencanto, lloró tanto por cada vez que le fallaron que se le secó el lagrimal.
Cuando llegaba la noche, acostada en su cama, pensaba siempre en la traición. En una obsesión se le había convertido este ritual. En ese instante, visualizaba aquellos -sus falsos amantes- que faltaron a su juramento de amarla para siempre. Los veía en el noveno circulo de Dante, enfangados de mierda ocre hasta los tuétanos, respirando podredumbre y olores innobles sin poder desprenderse un sólo segundo de tanta escoria como lo eran ellos. El aceite hirviendo no les podía faltar a su alrededor quemándole los pies y haciéndolos saltar eternamente y sin descanso pidiendo a ella perdón y clemencia por el dolor causado.

-¡NO!- Decía ella . -¡Quién engaña debe sufrir para siempre!-

Se deleitaba con esas escenas, sólo así podía conciliar el sueño. De tanto hacerlo se convenció de que la fidelidad no existe e inventó una nueva filosofía de vida donde afirma que es una utopía y que el perdón es mentira, quién perdona ¡Miente y se miente!
Dice que la fidelidad fue un invento que crearon a través de un mandamiento los primeros humanos para controlar a otros, adueñarse de la mente, voluntad y piel de otro ser igual a ellos y quizás hasta mejor. Una especie de esclavitud disimulada e inteligente; dominando la masas con mimos y regalos, otras con palabras celestes de alto vuelo, donde impera el miedo disfrazado de amor, pero al fin y al cabo siempre con engaños. La fidelidad desde sus comienzos fue fundada con mentiras, engendrada por la ambición; por lo tanto se cae por su propio peso, tiene pies de barro ¿Porqué no lo vimos antes?
Ella empezó solo a creer en otra clase de fidelidad, una a la que había que encontrarle un nombre que no estuviera gastado ni arrastrara los eslabones de los celos, de los llantos y el dolor. Una que aun sin nombre se identificara al placer y a los sentimientos, que son los únicos merecedores de serles fiel, sin compromiso con nadie y para siempre. Es como un talento que si no se aprovecha se pierde y su luz va a iluminar al infierno. Talento perdido le llaman.
Aprendió con su nueva filosofía de la fidelidad después de tantos cachos, que para no ser embestida, no debía ser de alguien, sino compartir lo que se siente y se desea en ese instante, con ese alguien y sí ese alguien así lo quiere y lo desea; de lo contrario nada le funciona, ni el amor, ni el deseo, ni la pasión. Si no hay libertad de expresarse abiertamente, sin temor, sin represión, se está presto a engaño y su futuro huele a formol.
A alguien, quién así piense y se le haya secado el lagrimal, hay que creerle... y seguir. Por eso me hice su amigo; en el fondo también así lo pienso, creo que en cuestiones sexuales, de amor y afines, fuimos históricamente mal educados y hay que ajustar los genes. Uno es fiel como el hábito hace al monje y cuando se presenta la tentación se desviste de él. Mejor dicho: Uno es fiel hasta que se presenta la ocasión... Unos dirán que no, que hay que ser fuertes; incluso al estar leyendo estas líneas se estarán rasgando los negos pensamientos de la mente, se daran golpes de pecho y entrepecho umando bendiciones entre cada lamento... Allá ellos, yo de carnes soy débil y no me resisto ante un buen momento y un gran recuerdo para mi vejez, que estoy seguro que al recordar me hará brotar de mi rostro una pícara y enorme sonrisa y evitará en él una arruga mas.
En fin, yo sólo quería contar algo de mi amiga y terminé hablando de su filosofía y algo de mí. Fue inevitable, ya somos dos que pensamos casi igual en relación a éstos menjurjes y cócteles lujuriosos, tentempies y bendiciones divinas que nos guían al paraíso.
A ella y a mí nos están funcionando, nos alejan del sufrimiento, en cada ensayo que hacemos los resultados son evidentes, quisiera contarles con mas detalles pero no es de caballeros. 
Muy pronto terminaremos de desarrollar por completo esta teoría de que la fidelidad no existe, sólo es para tontos e ingenuos y entonces, les pondremos en bandeja de plata los principios básicos hacía la felicidad. No olvidemos que la propiedad, los celos, eso de que  Tu eres mía Yo soy tuyo"  han causado mas violencia, mas guerras y mas muertes que el meteorito que destruyó a los dinosaurios.
Ahora por último y para despedirme, debo decirles que si no te he convencido, puedes seguir leyendo toda esa clase de libros sobre como ser fiel e infiel, de la fidelidad, del amor y sus secuaces y otras teorías mas, de seguro no encontrarás las respuestas que necesitas para no sufrir, son fondos vacíos y estarás sin salida de ese circulo vicioso en que nos metieron las santas escrituras y el legado de un sátrapa ambicioso, cruel y avaro, que quiso su harem para el solito y no compartirlo...Y en cambio, sí he despertado en ti esa semillita que quiere germinar, únete a los que corregiremos esos errores que no nos dejan vivir en paz.

¡La verdadera filosofía de vida, es la que estamos por descubrir!

¡Bienvenidos a la Nueva Sodoma y Gomorra! 

jueves, 11 de junio de 2009

Negra Tizonada.


Deshollino mi conciencia,
Negra tizonada de vahos mustia.
Bajo a los infiernos por mis pertenencias,
No habitará más, el ingrato amor en él.

Marqué mis furias sin clemencia
Besando en ardor su piel como a una bestia.
Los cielos no abren ante mi presencia
Fueron puertas que hace tiempo cerré.

La tristeza es una nube negra
Que recoge las lágrimas
De los que lloran en la tierra.

Hoy lloverá sobre mojado...
Sé donde caerán esas aguas.


miércoles, 10 de junio de 2009

Cabalgan Jinetes


Los jinetes de la ausencia
Cabalgan galopes ligeros,
Surcos sin huella en los senderos
Dejan al paso su esencia 

A mis pies tengo un olvido 
En mis manos los adioses 
Silencios de mudas voces
Ruegan volver a lo vivido 

El polvo en el viento bruma
Tu imágen en la memoria
Baja al infierno la gloria
Y al llanto, el dolor se suma 

No volverás a mi lo sé,
Vuelan tus pasos alados
Más que los galopes ligeros.
Tú y el amor pasajeros 
Surcos sin huella han dejado
En tu recuerdo, y en mi Fe 

martes, 9 de junio de 2009

Mi tiempo


Los segundos se enredan en los minutos 
Los minutos se esconden detrás de las horas
Y las horas escarcean al cabalgar los días.

Inquieto está mi tiempo 
Es un remolino mi destino.

Odio esos momentos
En los que parece que todo se detiene 
Nada va, nada viene 
Todo se confunde 
Segundos, minutos 
Horas, días
Melancolía
Funde el crisol
Talla el opresor 
La tristeza llora.
Revoletean en mi cabeza
-como niños necios-
Estos segundos que se esconden
En los minutos de mi desespero,
Que se enredan detrás de las horas 
Se van todos ellos 
Se quedan en la ansiedad 
Se van
Se quedan
Se van...
¡Necesito verte!
No puedo más

La Sonrisa














Una

Sonrisa

En un rostro

Es un Beso de DIOS.

lunes, 8 de junio de 2009


"El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen."(Francisco de Quevedo y Villegas).
"Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta"
(Ralph Waldo Emerson  EE.UU.-1803-1882).
"El verdadero amigo es aquél que está a tu lado cuando preferiría estar en otra parte"
(Len Wein)
"Tómate tu tiempo en escoger un amigo ,pero sé aún mas lento en cambiarlo"
(Benjamín Franklin , EE.UU. 1706-1790)
"El auténtico amigo es el que lo sabe todo sobre ti y sigue siendo tu amigo"
((Kurt D. Cobain ,1967- 1994)

domingo, 7 de junio de 2009

Gastón


Gastón le llamaban al perro del vecino. Le decían ese nombre porque a la vecindad les recordaba a un viejito chocho muy pelión y cascarrabias, que desde que se levantaba, recibía al día de mal genio, como con cuatro pedradas, el ceño muy fruncido, su labio belfo más de lo normal y echando cantaleta por todo y por nada. Era como una matraca ¡Que viejito tan desagradable, todo un incordio de persona! Desconoció siempre que cuando se es joven es para conquistar y ya viejo es para agradar; concepto fácil y sencillo de aplicar pero que él, lo volvió complicado.


Gastón, el perro, era igual o más de latodo, de peor fama. Nadie lo conocía, nunca se le veía; sólo se le oía en la noche, en la mañana, tarde y mediodía ladre que ladraba, ladrar y ladrar ¡Guaú guaú guaú!

Todos querían aplicarle la eutanasia; desde las horas mas tempranas nos despertaba con sus ladridos, no tenía compasión con nadie el muy bandido; ni con el desvelado, ni con los dormidos, nos tenía bronca el cabrón. No eran aún las seis de la madrugada y ahí estaba él con sus ¡Guaú guaú guaú! ¡Que fastidio de perro, enloquecía con su ladrar!

Su dueño se desesperaba, le daba pena ajena con los vecinos; ya ni los miraba a los ojos, entraba y salía de su casa a las carreras, se sentía culpable y presentía una tragedia; pues ese Gastón no paraba de ladrar, parecía como si fuera una lora mojada; creo, que en esa casa se cambiaron los papeles, el perro era el amo y su dueño el esclavo. Gastón se convirtió para todos en una pesadilla sin fin, dueño y señor de los sueños y amo del descanso, era él quién imponía en el barrio las condiciones y el horario para fregar la vida.

Un día, cuya fecha jamás podremos olvidar e incluso la hemos propuesto en común cuerdo en la comunidad para reemplazarla por la de la Independencia; sucedió algo má fantástico que un milagro. Aquellas largas ojeras que colgaban las miradas retraídas del trasnocho, esos labios que maldecían con desprecio, esas ganas de cortar a machetazos cada ladrido, ese complot que se urdía  para secuestrar y castigar al canalla... se desvanecieron por completo cuando alzamos los ojos y vimos perplejos que por los tejados corría exasperado el dueño de Gastón , a riesgo de quebrarse dos o tres costillas por lo mínimo y dejar las tejas en pedazos. Quería atrapar con sus agitadas manos un ave que intentaba volar a largos saltos con sus alas abiertas, sacudiendo las plumas flojas,de color verde esperanza y una mancha amarilla en su cabeza que le hacía juego con sus toques rojos; hasta que alcanzó por los aires el vuelo decidido del nunca jamás ¡Volaba y volaba sin mirar atrás ladrando a pico abierto con su lengua negra los temibles -¡Guaú guaú guaú!-, mientras el dueñoincrédulo le gritaba :

-¡Gastón vuelve acá, no seas desagradecida lora hifueputa!-

...Dicen , desde aquél día en que supimos que Gastón era loro y no perro, que de este cuento que no es Chino, se pueden hacer muchas lecturas y sacar miles de moralejas; por ejemplo algunas como estas que se han dicho y otras no dichas:

* Si sueñas lo lograrás.

* Siéntate en la acera de tu casa y verás pasar el cadáver de tu enemigo.

* La venganza es dulce... y mía.

* Todo, tarde que temprano llega, lo importante es aguantar... si no nos mata antes.

Mi moraleja es:

* Todo lo que te incomode, hazlo volar bien lejos y sin regreso... pero ayúdale antes de que sea tarde.

¿Y cuál es tu moraleja?

¡Guaú guaú guaú!

viernes, 5 de junio de 2009

De aquél recuerdo




















...Y te alejabas 
Como en cámara lenta
Parecías levitar

Yo contaba tus pasos
Mientras dabas la espalda 

Uno dos tres
Hasta perder la cuenta 

De aquél recuerdo
Me queda una lágrima

Hoy vi pasar
La sombra de tu silencio 
Presurosa y recelosa
Iba a donde están mis recuerdos

Iba muda
Iba trágica
Iba a mis sepulcros vacíos
Los que siempre están abiertos
Y sin lápida 

Sólo la pude ver
Como se ven los fantasmas 
Copian al viento
Su eterno trasegar 

No se detiene tu sombra
No habla tu silencio.

Yaces o dormitas invisible
En un  mudo eco 
¿Se suicidó la esperanza?
¿Se ahogó la ilusión?

...No te vayas de mis sueños
Es lo único real que tengo de ti.

Verso trasgresor ( I )


Las palabras nuevas se acomodan 
Fabricando versos trasgresores en las líneas 
Mi rebeldía es genuina, se copia de su original 
Necesito tener de aliento al fuego y al frío en mis helados de chocolate 
Lanzó piedrecillas al río que vuelan sobre él como los ovnis 
Se dibujan sus ondulencias igual a lo voluble de mis sentidos 

No te resistas, jamás me entenderás
Quedate tranquilo (a), no me discutas
Perderás tus ojos en ello y me habré
Lambido de un solo sorbo tu cerebro 

Mis versos perezosos se burlan de los finos
Ironía pura enmascara la ignorancia.
Quiero cantar con voz de tenor
Y gritar a la vez como una plañidera.

Hoy a la tierra le dí una patada
Quiero enderezar de una vez por todas su eje,
Desde hace mucho tiempo está torcida.

No quiero que nada concuerde
Ni la misa,  ni la religión
El clima y el desnudo
Y mucho menos estos versos

Quiero mas bien todo patas arriba:
La leche derramada
La mala educación
El llanto del general
El búho enfurecido.

Quiero que a mis espaldas cabalguen la burlas
arriando el ganado de las infamias 
Quiero que como a Adán y Eva me echen del paraíso
Y, como a Lucifer me den las llaves del pecado 
Quiero tener el honor de decir ¡NO! cuando me dé la gana
Y retractarme cada vez que quiera de lo que digo

Viéndolo bien... ¿para que quiero todo esto si ya lo tengo?

¡Soy Abraxas, soy dios
Soy infierno, soy cielo!

Hoy he inventado algo nuevo:
Una ofensa, un verso trasgresor.

Sueño abastracto ( II )





Una ausencia que se prolonga
El orgullo ciego que la llora 
Dos que son Uno, en un alma sola...

Tiemblan las palmas del adiós
Presienten pasos sin regreso 
Si falta la violeta en el jardín
 No está completa la morada

El errante de la mano la lleva
Con ella va por los círculos de Dante,
La Rosa Blue fue al rescate
Guiándola sigue el poeta .

El sol quema... 
Las siluetas buscan las sombras 

Si no vuelven la Rosa Blue, la Violeta
...El orgulloso será el errante.

martes, 2 de junio de 2009

Rompecabezas


Me gusta el silencio, pero los recuerdos que habitan en mí, no dejan escucharlo con claridad, son crueles verdugos, prestos al desorden.
¿Tendrá el silencio algún color o un olor en particular? Es solo una de las muchas preguntas que me inquietan, pues las respuestas pueden ser tan absurdas como lo es la vida real. Mejor es pensar que el silencio está ahí como juez, como reo, como verdugo o como pastor, peregrino, anodino, laconico, ermitaño sin colores, sin olores dispuesto a todo y a nada, resbalando entre las palabras, escondiéndose debajo de los gritos, cavilando en la duda, ahogando en el aire los llantos de quien lo busca...

El loco cuerdo baila cada vez que engaña a su verdad. Razón y mentira se confunden, dislocan su pasado perturbando el presente.
No hay dualidad entre el silencio y la angustia existencial. 
El primero huye o nunca viene donde no hay compactibilidad de caracteres.
El segundo se apodera de lo que no tiene; grita, llora, se rasga hasta los descosidos ¡Zas!... A los dos los asusta el pasado y por eso el futuro divaga. 

En un columpio de fantasía se mecen sin parar, la trilogía del tiempo y su duda banal. Las filosofías extrañas que no concuerdan dicen sí a todo lo que existe y no, a todo lo que pudo haber sido y nunca será; son un cambalache de opiniones y hacen trueque con el mejor postor.
¡Viva la subasta de vanidades! ¿Quién da más? 

El sentimiento se define como la parte opuesta del ser humano a la inteligencia o la razón...¡Vaya definición! acomoda de inmediato a la ignorancia y a la locura en el partidor del rompecabezas. Ahora ya sé porque no puedo escuchar al silencio, eso sólo se logra con la ausencia de sentimientos... Con la muerte.


Sueño abstracto ( I )


El judío errante 
Rogó un descanso; 
Le dije que no, 
No soy quien lo da. 

A la violeta,
Altiva y soberbia 
Le negué una mirada.
Soy más orgulloso que ella... 

La Rosa Blue
Burló el desaire. 
El sol furioso
Lanzó sus rayos
Con un soplo
Los devolví. 

El errante que no descansó, 
 Robó en el camino una violeta.

Mi sed, del sol la heredé
La Rosa Blue me consuela.

lunes, 1 de junio de 2009

El sentimiento dormido


Agazapado en un rincón encontré un sentimiento, estaba dormido el muy bribón. 

Yo había detectado su ausencia hacía mucho tiempo; su trabajo no estaba bien hecho, se había convertido en un haragán; eso se notaba desde lejos con sólo ver el reflejo de mi sombra.

Dicen que cuando un alma llora,  la sombra desaparece para ocultarse en la noche. Lo mismo me pasaba; no sólo la sombra se embolatba, sino que rasgaba su negro corazón lanzando sus jirones a los rayos del sol para que se quemaran.

Hace poco tiempo, los días fabricaron compases en los segunderos, las horas empezaron a cantar himnos nuevos, los ayes se fueron al infierno y el baile de la vida comenzó su carnaval. Despertó el sentimiento perezoso ese que una vez huyó de mí para perderse en los recovecos del desencanto.
Una voz llegó desde lejos, traía al mustio encadenado para cstigarlo, su tristeza y la mía iba a morir en nuestras alegrías. Cuando, el del tardo sentir escuchó esa voz, de inmediato volvió a hacer bien su trabajo. Me pidió perdón por privarme de lo santo, de las bendiciones del amor, me dijo que su negligencia fue debido a que no quería que me volvíeran hacer daño, que sólo estaba esperando ese acento en particular como la señal para pintar en mil colores mis sueños y construir en mi ilusión castillos con cepas anti derrumbes; que ocultamente y sin que yo me diera cuenta, había cultivado con mis lágrimas las orillas del camino hacia el paraíso.

-Tienes razón sentimiento goloso- le dije agradecido -Yo también escucho esa voz... ese acento.