Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2009

Cuando pienso en ti

Cuando pienso en ti Me vuelvo goloso  Me antojo de todo  Quiero devorar versos Tragar poemas  Masticar cada letra .
Cuando pienso en ti La poesía se hace manjar Dulce de chocolate  Dona de chantilly, Sumo la gula a mis pecados  Uno más a la cuenta  Soy goloso y antojado.
Cuando pienso en ti  Pierdo el miedo a engordarme Y no le temo a mi condena.

¡Salta!

Te regalo mis distancias
Para que acorten las tuyas  Necesito que saltes Sin mirar al vació 
No te de miedo amor  Mis manos son un colchón  De plumas fuertes para atajarte Suaves para amortiguar el vuelo 
Sin pautas a la duda... ¡Salta yá!

El reloj de Julieta

Vuelvo y miro el reloj  El tiempo está llegando  Antes de que se gasten los minutos Mi loco afán los devora 
Como granitos de arena  Los segundos marcan sus pasos 
... Otra hora más y no llegas ... Pero siento el aroma...
¡Sé que vendrás!

Por uno de tus Besos

Por uno de tus besos  Como aquél poeta No sabría que darte 
Quizás, mi generosidad sería poca  De ella, es dueña tus labios Pero, mi amor...
¡Mi Amor sería el más Grande!
¡Pruébame! ... ¡Prueba al besarme!

Te desvaneces

Cada vez que intento tocarte
Mis manos traspasan tu cuerpo  Insisto, te veo, estás ahí  Y, al besarte, te desvaneces...
Sé que no es un sueño Porqué me pellizco, Tampoco una ilusión Porque duele la piel.
Tocarte, más besarte Debería sumar en mis matemáticas. Restar y dividir Fue lo que te volvió invisible