Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2014

Ya te lo dije Alter Ego

No sé que haces aquí. Te he prohibido de mil maneras que escribas, y tú como si nada ocurriera, insistes cada vez que yo me descuido; y te entrometes en este blog intentando cometer poesía, crear universos a través de cuentos fallidos, relatos imprecisos de historias absurdas y sin sentido, principios de novelas cuya narrativa se detiene sin argumentos en los primeros párrafos ...
¿Por qué eres tan terco?
Te he cerrado este sitio y no te ha servido. Contra todo principio has trasgredido mis propias leyes, no me has respetado mi ignorancia y te has burlado de mi poca inteligencia.  Te importa muy poco que yo sea el hazmerreir que da la cara y que sustenta cada una de tus letras. Desnudas a cada lector una biografía de mí que no existe, inventas un mundo que no me pertenece si tú muy bien sabes mi problema con la poesía, el odio oculto que guardo como un misterio a todo aquello que presume y rezuma en la literatura, a las mentiras de la historia, lo fingido de toda la geografía humana …

Solo escribo

No sé de nada. Son otros los expertos. Si algo aprendo, fácil se me olvida, solo me quedan en la memoria restos de palabras, como si fueran de un naufragio intelectual:  Una frase, que de vez en cuando saco como un paraguas para que escampe mi ignorancia. Algunos títulos de libros o textos, que a veces los confundo, entre el denotativo y lo connotativo. Un drenaje en el pozo del conocimiento, que cada vez que se intenta llenar, de inmediato se seca. Solo se puede rescatar las ganas de saber pero con una desmotivada curiosidad... Yo no sé de lo que debería saber, solo escribo.

No estoy solo

Trato de entenderme. Me busco hasta donde no estoy. En lo poco que me encuentro, creo comprender que soy parte de un todo. No soy una rueda suelta, ni soy un piñón extraviado. Pertenezco a algo que mi mente vislumbra pero con penumbras, con destellos raros, uno que otro rayo vago de luz dorada o plateada según mis ánimos... No estoy solo