Vistas a la página totales

domingo, 18 de noviembre de 2012

Mi carpe diem.

(Dibujo: Passofinno)


Han cambiado de sitio las cosas, parezco heredar los fantasmas de Maupassant, se burlan de mí como lo hacían con él; me rodean los vasos vacíos, lo que mas ruido hace no está lleno. Se me olvida que debo comer o ese trasparente ya lo hizo por mí, no me gusta pelear con el "ambre" casi siempre me ha vencido, la única batalla que le he ganado fue un día que me le comí la hache: "H".

He leído algunos libros y hasta la vida de sus autores, sus errores y defectos que son más que sus virtudes (si es que tuvieron algunas). Siempre lo hago, va más allá de la costumbre es igual a esta necesidad de escribir. Incluso los puedo identificar a cada uno con un adjetivo, un adverbio, un verbo, un sustantivo o con solo señalarlos con el dedo. Puedo hacerles señas como los jugadores de béisbol y se que me entienden y yo a ellos... estoy seguro que hasta con señales de humo podemos comunicarnos, no importa si están vivos o muertos, mi carpe diem es eterno.

A Kafka le preocupa la palabra, sería capaz de vender su alma al diablo (sospecho que ya lo ha hecho), por encontrar siempre la que no incomoda ni le frena el ritmo de sus frases, toda palabra que él utiliza debe ser perfecta y cualquier fin para lograrlo le justifica los medios, es preciso. 
Cervantes perdió una mano y lo logró, prefirió ser manco que mal escritor, solo así podría hacer hablar a dos perros que se comen a la humanidad. 
Shakespeare se la jugó al dialelo y sigue ganando como el buen mercader. 
W.W. Jacobs describe en un renglón al que viene, llega y se va, siente que se acerca, toca a la puerta y entra con su pata de mono, lo adivina todo.
Faulkner es el dueño del tiempo, maneja la cronología a su antojo, pasa de un año a otro como si fuera hoy el ayer y, los devuelve a un futuro que ya es pasado, es un mago.
Yourcenar es cianótica, se viste de azul, se baña en azul, orina en azul y, su mundo es de mil colores todos en tonos de azul, unos mas oscuros, otros mas claros; es la dama de lapislázuli, la señora blue.
Chejov lo alivia todo cuando nada esta enfermo.
Fogwill sigue bebiendo esa mezcla de coca-cola con chianti cada vez que le hace el amor a su muchacha punk, es un punkero...

El sonido de un serpentón me lleva a otro tiempo al que no pertenezco, es una trampa de mi memoria genética, me hace caer en cuenta que todo lo que escribo es mentira, todo es experimental, si digo que lloro no es verdad, lo cierto es que estoy sonriendo; no me duele nada, todo lo confundo y creo que es mejor así, mi biografía ni a mi mismo me interesa, solo la imaginación predomina, la realidad y la fantasía estan fusionadas -¡Splash!-, yo solo soy un instrumento maquiavélico, pocos ven lo que somos, casi siempre estamos escondidos en el rincón de una biblioteca, en los cuadernos de notas, en las hojas sueltas, en una servilleta...


Por qué

(Dibujo, letra: Passofinno)

Estoy cansado, no se ni que horas son, si es de día o de noche, si estamos en invierno o verano, si soy o no soy.
Llevo días en una misma posición. Sospecho que son meses así: Sentado frente a un escritorio con un monitor encendido en word, hojas sueltas de papel escritas a lápiz alrededor. Sacapuntas, un puñal, resaltador, una pandereta, borrador. Tres libros abiertos a la vez, cada uno en distinto número de página, diversos en su tema como está contradicción que siempre me acompaña.

Ya no me hablan, cuando lo hacían, contestaba en monosílabos, se cansaron de escuchar mis silencios. Perdí el sueño y recuperarlo no está en mi preocupación. Sigo despierto las veinticuatro horas tratando de encontrar en cada letra que escribo, en cada palabra que leo esa respuesta, ese querer saber que fue lo que pasó, que hice yo, porque son falsas las promesas, porque la mentira es la dueña, porque, porque, porqué...

Tengo malestar social, dicen los intelectuales que es la nueva enfermedad por la que se mueren los poetas ¿Que pasara conmigo sabiendo que no soy poeta? ¿Porque a mí siempre me llegan los males que no me matan? porque, porque, porqué...

Me duele todo, desde el alma hasta la conciencia, el cuerpo, la ilusión , la esperanza, todo eso esta suelto y es mejor que se caiga.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Sol Negro

(Dibujo: Passofinno)

Lo bueno o malo es que...
Tu imagen no grabé
En piedra o mármol
Arcilla o papel.

Lo bueno o malo es que...
Del Alfa al Omega estás
En el Yin, el Yang
En el Panta Rei.

Lo bueno o malo es que...
Tu verdad es mi mentira
La eterna dualidad.

Lo bueno o malo es que...
El sol negro me ilumina
Con luz de sus sombras.

Lo bueno o malo es que...
Olvidarte no puedo
Dejarte no quiero.

Lo bueno o malo es que...


viernes, 9 de noviembre de 2012

Me dice.

(Dibujo: Passofinno)

Me dice que debo olvidarte
Quien hoy seca mis lágrimas
Que borre de la memoria tu voz
Con el nuevo amor de sus palabras

¿Debo hacer caso, tendrá razón?
¿Tendré las fuerzas, tendré el valor?

Me dice que debo enmudecer
Quien hoy besa mis labios
Cada vez que al llamarte
Tu nombre calla en ellos.

¿Cómo hacer del sol luz de tinieblas?
¿Cómo ver al mediodía una estrella fugaz?

Si ellos pudiesen cambiar su elemento
Rogaría al cielo o a los infiernos
para que no lo hicieran.

Si ellos pudieran, debería cambiar yo.
Debería olvidarte, alejarte, borrarte de la memoria...
Crear en mí una nueva partícula de Dios.


jueves, 1 de noviembre de 2012

El silencio de la poesía.


Si tan solo unos versos fueran lo suficiente para decir lo que se siente...
Me obligaría entonces escribir en ellos
- Con todo el sentimiento -
Las mejores palabras.

¿Pero, que podría decir yo que no lo diga la poesía?
Decir, por ejemplo:
Que sueño con una Sherezade
Que al besar me haga volar al mundo de los mil colores. 
O que, cuando estoy triste también vuelo muy alto
A esos otros lugares donde sólo se llega con las alas rotas

¡No, realmente no!
Hoy no quiero decir nada.
La poesía con su silencio es dueña de las palabras.