Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2010

No soy yo.

No soy yo el que escribe, si el que escribe fuera yo, no hubieran letras de escape ni palabras rompe cráneos    las hojas del cuaderno estarían en blanco, serían hojas sueltas formando avioncitos y barquitos de papel.
El que escribe es un impostor, se cree y lo sabe que es dueño y señor de las almas ajenas; tiene el poder de Dios, sabe crear de la nada seres raros y extraños ligados a su antojo. Siendo el realismo mágico su Reino, hace de la ficción realidad y de la realidad una caricatura.
El que escribe es un genio que se escapa una y otra vez cada segundo que destapan una coca-cola. Es atemporal en las épocas, lo mismo le da vivir en una lámpara que en una botella.
El que escribe es un ladrón, roba identidades como deshojando margaritas, destroza en versos a la voluntad, ajusta las acciones en su tiempo y dibuja geografías con un pincel fino de medio pelo.
El que escribe se apoderó de mis manos y acomodó en ellas su voz... no soy yo el que escribe...  ¡el que escribe es un tirano!

Casi .

Hoy casi que te olvido, me falto muy poquito para lograrlo.
Cuándo me levanté solo percibí tu aroma suave como brisa fresca; pero no sentí tus manos dibujando en mi piel  ni sentí tus pasos como voz en mis oídos  te juro que solo sentí tu aroma y me lo aspiré en un suspiro 
Al desayunar, solo un sabor de miel y fruta fresca me recordó tus labios  pero eso solo fue un sutil recuerdo .
Al salir de casa no te pensé  tu aroma y tu sabor no me dejaron hacerlo y con ellos se me fue la mañana .
Ya en la tarde fue distinto  lo poquito de ti que estaba conmigo se fue aumentando, como un vicio se apodero de mí, me hizo añicos la resistencia y las falsas ganas de olvidarte
Después, cuándo la sombra se pinta de negro  tu imagen como ilusión fantasma se vino con la tarde hasta la noche donde en estos momentos trato de conciliar el sueño...
¡Uf! ¡Hoy casi que te olvido  sólo me falto una pizca  una pizquita no mas, un tris... 

Quise

Quise amarte con locura más la razón lo impidió  Pudo más la cordura al zafado corazón 
Quise inventarte frases atando tus sentimientos  pero olvide que el amor ama sin ser esclavo 
Quise hacer tantas cosas pero el destino las negó  le dijo: ¡NO! a mi ilusión  también ¡NO! a los dos 
De mi sueño me alejo. La sed que quise calmar tus labios me la negaron ¡quise tanto, tanto, tanto!
Quise más y más y más ...