Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2009

Azul Prusia

Fue la noche con mas estrellas que ha existido El firmamento entero se había citado allí  El azul prusia, color de los sueños felinos En su cielo parecía que se hubiese perdido.
Era tanto el brillo que el universo se hizo espejo Me hubiera gustado estar viéndolas contigo.
Hubo una que me llamo la atención más que las otras Estaba en la constelación de libra Entre la virgen y el escorpión  Titilaba como palpitar de un corazón...

Sentí que se me acercaba como queriéndome hablar
Algo me quería decir...
Estoy seguro que esa estrella llevaba tu nombre.

NOTECALLES

No te calles, son tres palabras, una consigna, que  invitan a una reflexión y en la acción a una protesta.
Son tres palabras que unidas contienen vida, y el principio de Libertad.  Las palabras cuando son pronunciadas, son igual a como cuando son escritas: ellas nacen a un infinito, nunca se deben dejar en el pensamiento, eso es como condenarlas a vivir en un limbo.
Es cierto, que hay algunas palabras que en su momento no se deben dar a luz, no pueden ser paridas porque corren el riesgo de salir deformes o ser dañinas, y se convierten en un karma negro que vuela en un boomerang de doble filo.
Hay silencios que no callan, que no tienen voz ni pluma, pero son mas elocuentes que las palabras. Su prudencia le da fuerza a la confianza, a la sabiduría, a su educación (para no pelear con el mal genio y la ignorancia) son escudos y espadas que vencen en las batallas.
Hay otros silencios que no deben guardar votos, y tienen que sacar de clausura sus palabras, no pueden dejar que el miedo las …

MUNDO

Mundo, inmenso hospital En el que todos estamos enfermos, Donde el dolor es constante y eterno Y nadie lo puede calmar.
Mundo, inmenso cementerio Donde yacen las cenizas, De los que con afán o sin prisas Vivierón de dicha o llenos de tedio.
Mundo lleno de locos cuerdos, Rebeldes sin causa, sin ninguna razón; Donde todos zafados son Porque su razón camina lerdo.
Mundo inmenso hospital En el que todos estamos enfermos. Del dolor de la vida Sólo se curan los que al morir se van lejos.
Del dolor de la muerte, Sólo los que mueren podrán decir Si allá no existe Y es sólo en el vivir.

EGO

Todos al escribir quieren encontrar las palabras correctas, las exactas, las precisas, las perfectas. Estas no existen, son una utopía de los egos locos, una fantasía de los ilusos que creen en sus sueños, en sus delirios. Anhelan en sus largas noches de insomnios dar el jaque mate a la literatura y coronar los laureles en sus frentes. Si alguno, lo llega a lograr, de aquí a tres millones de años, sería el asesino de ella (la literatura) y a la vez se haría el harakiri... Claro está, que de aquí a que esto ocurra, no faltarán los kamikazes que como yo, lo quieran intentar... Pro domo sua.
Hay silencios que no callan