Vistas a la página totales

martes, 16 de junio de 2009

El destino y yo.












Que se te partan los huesos en dos;
Eso duele.
Que se te caiga de las manos una fina porcelana y se rompa;
Se pierde plata .
Si es a tu nuevo blue-jean -que acabas de estrenar- al que se le hace un roto;
¡Qué importa , está de moda!
Si es un vaso que se te quiebra cuando saboreas el mejor de tus helados;
Eso a veces pasa... va y viene.

Lo único que no debes permitir nunca:
Es que tus sueños estén rotos,
Se te quiebre el espíritu,
Se rompa la ilusión,
Y se te parta el alma;
Porque el destino y yo...
Jamás te lo perdonaremos.

5 comentarios:

  1. Tampoco quiero sueños rotos, no quiero dolor, no quiero estar a la deriva, mi destino lo hago yo!
    Besitos de bambi.

    ResponderEliminar
  2. Si tú siempre estás cerca; los sueños tienen color, la radio rota nos deleita con su música, las habitaciones vacías están llenas de voz y color ....
    sueña para que yo no tenga que perdonar.

    Te quiero Poeta

    ResponderEliminar
  3. Vuelo de hada , Silencios : les propongo un trato , un dulce contrato , a lo mosquetero :
    ¡ Uno para todos , todos para uno
    para que nadie nos venza los sueños ,ni nos rompa el alma , ni nos dejen el corazón parti´o ja ja ja ja ja !!

    ResponderEliminar
  4. Hola querido Geme, que lindo poema sobre todo la parte final, es de un positivo enorme. "Lo que no debes permitir nunca, es que tus sueños estén rotos, se te quiebre el espíritu" que bello Mi geme. sobre todo "porque el destino y yo... jamás te lo permitiremos". Lindo mensaje. Hasta pronto amigo. Nos vemos.

    ResponderEliminar
  5. Hasta pronto Mi Geme y que sea bien pronto .

    ResponderEliminar