Vistas a la página totales

domingo, 18 de noviembre de 2012

Mi carpe diem.

(Dibujo: Passofinno)


Han cambiado de sitio las cosas, parezco heredar los fantasmas de Maupassant, se burlan de mí como lo hacían con él; me rodean los vasos vacíos, lo que mas ruido hace no está lleno. Se me olvida que debo comer o ese trasparente ya lo hizo por mí, no me gusta pelear con el "ambre" casi siempre me ha vencido, la única batalla que le he ganado fue un día que me le comí la hache: "H".

He leído algunos libros y hasta la vida de sus autores, sus errores y defectos que son más que sus virtudes (si es que tuvieron algunas). Siempre lo hago, va más allá de la costumbre es igual a esta necesidad de escribir. Incluso los puedo identificar a cada uno con un adjetivo, un adverbio, un verbo, un sustantivo o con solo señalarlos con el dedo. Puedo hacerles señas como los jugadores de béisbol y se que me entienden y yo a ellos... estoy seguro que hasta con señales de humo podemos comunicarnos, no importa si están vivos o muertos, mi carpe diem es eterno.

A Kafka le preocupa la palabra, sería capaz de vender su alma al diablo (sospecho que ya lo ha hecho), por encontrar siempre la que no incomoda ni le frena el ritmo de sus frases, toda palabra que él utiliza debe ser perfecta y cualquier fin para lograrlo le justifica los medios, es preciso. 
Cervantes perdió una mano y lo logró, prefirió ser manco que mal escritor, solo así podría hacer hablar a dos perros que se comen a la humanidad. 
Shakespeare se la jugó al dialelo y sigue ganando como el buen mercader. 
W.W. Jacobs describe en un renglón al que viene, llega y se va, siente que se acerca, toca a la puerta y entra con su pata de mono, lo adivina todo.
Faulkner es el dueño del tiempo, maneja la cronología a su antojo, pasa de un año a otro como si fuera hoy el ayer y, los devuelve a un futuro que ya es pasado, es un mago.
Yourcenar es cianótica, se viste de azul, se baña en azul, orina en azul y, su mundo es de mil colores todos en tonos de azul, unos mas oscuros, otros mas claros; es la dama de lapislázuli, la señora blue.
Chejov lo alivia todo cuando nada esta enfermo.
Fogwill sigue bebiendo esa mezcla de coca-cola con chianti cada vez que le hace el amor a su muchacha punk, es un punkero...

El sonido de un serpentón me lleva a otro tiempo al que no pertenezco, es una trampa de mi memoria genética, me hace caer en cuenta que todo lo que escribo es mentira, todo es experimental, si digo que lloro no es verdad, lo cierto es que estoy sonriendo; no me duele nada, todo lo confundo y creo que es mejor así, mi biografía ni a mi mismo me interesa, solo la imaginación predomina, la realidad y la fantasía estan fusionadas -¡Splash!-, yo solo soy un instrumento maquiavélico, pocos ven lo que somos, casi siempre estamos escondidos en el rincón de una biblioteca, en los cuadernos de notas, en las hojas sueltas, en una servilleta...


Por qué

(Dibujo, letra: Passofinno)

Estoy cansado, no se ni que horas son, si es de día o de noche, si estamos en invierno o verano, si soy o no soy.
Llevo días en una misma posición. Sospecho que son meses así: Sentado frente a un escritorio con un monitor encendido en word, hojas sueltas de papel escritas a lápiz alrededor. Sacapuntas, un puñal, resaltador, una pandereta, borrador. Tres libros abiertos a la vez, cada uno en distinto número de página, diversos en su tema como está contradicción que siempre me acompaña.

Ya no me hablan, cuando lo hacían, contestaba en monosílabos, se cansaron de escuchar mis silencios. Perdí el sueño y recuperarlo no está en mi preocupación. Sigo despierto las veinticuatro horas tratando de encontrar en cada letra que escribo, en cada palabra que leo esa respuesta, ese querer saber que fue lo que pasó, que hice yo, porque son falsas las promesas, porque la mentira es la dueña, porque, porque, porqué...

Tengo malestar social, dicen los intelectuales que es la nueva enfermedad por la que se mueren los poetas ¿Que pasara conmigo sabiendo que no soy poeta? ¿Porque a mí siempre me llegan los males que no me matan? porque, porque, porqué...

Me duele todo, desde el alma hasta la conciencia, el cuerpo, la ilusión , la esperanza, todo eso esta suelto y es mejor que se caiga.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Sol Negro

(Dibujo: Passofinno)

Lo bueno o malo es que...
Tu imagen no grabé
En piedra o mármol
Arcilla o papel.

Lo bueno o malo es que...
Del Alfa al Omega estás
En el Yin, el Yang
En el Panta Rei.

Lo bueno o malo es que...
Tu verdad es mi mentira
La eterna dualidad.

Lo bueno o malo es que...
El sol negro me ilumina
Con luz de sus sombras.

Lo bueno o malo es que...
Olvidarte no puedo
Dejarte no quiero.

Lo bueno o malo es que...


viernes, 9 de noviembre de 2012

Me dice.

(Dibujo: Passofinno)

Me dice que debo olvidarte
Quien hoy seca mis lágrimas
Que borre de la memoria tu voz
Con el nuevo amor de sus palabras

¿Debo hacer caso, tendrá razón?
¿Tendré las fuerzas, tendré el valor?

Me dice que debo enmudecer
Quien hoy besa mis labios
Cada vez que al llamarte
Tu nombre calla en ellos.

¿Cómo hacer del sol luz de tinieblas?
¿Cómo ver al mediodía una estrella fugaz?

Si ellos pudiesen cambiar su elemento
Rogaría al cielo o a los infiernos
para que no lo hicieran.

Si ellos pudieran, debería cambiar yo.
Debería olvidarte, alejarte, borrarte de la memoria...
Crear en mí una nueva partícula de Dios.


jueves, 1 de noviembre de 2012

El silencio de la poesía.


Si tan solo unos versos fueran lo suficiente para decir lo que se siente...
Me obligaría entonces escribir en ellos
- Con todo el sentimiento -
Las mejores palabras.

¿Pero, que podría decir yo que no lo diga la poesía?
Decir, por ejemplo:
Que sueño con una Sherezade
Que al besar me haga volar al mundo de los mil colores. 
O que, cuando estoy triste también vuelo muy alto
A esos otros lugares donde sólo se llega con las alas rotas

¡No, realmente no!
Hoy no quiero decir nada.
La poesía con su silencio es dueña de las palabras.

sábado, 20 de octubre de 2012

Mala gente.


      (Dibujo. PASSOFINNO)

Esta cansada de rezar, de que todo lo que haga le sepa a oraciones. Si lo que Dios quiere es probarla se va a decepcionar  porque ya tiene podrida el alma, a maluco le sabe.

Su esposo le dice que aguante, que en lo fregao se conocen los valientes. De esos consejos también esta cansada. - ¡harta más bien! - diría su Mamá si la viera.

Valentía y hambre tienen sus diferencias, - no son compatibles - dicen los ricos.

El desayuno de hoy tuvo ese sabor a incienso, sería acaso por el milagro de haber hallado: tres tomates rojos, un gajo de cebolla y dos huevos totiados con los que hizo el hogao. Tal vez, algún vecino generoso se coló por el solar y los dejo en el poyo.
Así es como habla la caridad, en silencio como la voz de Dios. Habrá que recordarle a la próxima que no se le olviden las arepas.
Y, no es que quiera ser desagradecida y mucho menos conchuda, pero la verdad es que está hastiada hasta la coronilla de esos silencios, de esas misericordias, de esos pesares que mas parecen humillaciones. Alimentan el cuerpo pero enflaquecen el espíritu.

Era mejor cuando eran mala gente. Desde que su esposo dejó de beber y se metió a Alcohólicos Anónimos, no hace sino rezar esa estúpida oración de la serenidad, vive como si no le importara nada, se resignó a todo, parece un bonsái. Nihilismo en él e ironía en ella, son todas sus defensas.

Cuando ella era más mal genio y la cantaleta no era los lamentos de ahora, todo le funcionaba. El dinero fluía, así se gastara casi todo en drogas y licor o en mecato y chucherías pero a la cara de Bolívar se le veía ¿o era la de Santander o la Pola?... bueno, lo que si se, es que era a uno de esos patriotas que salen en los billetes ¡es que hace tanto tiempo que no ven uno, que hasta las caras se les olvidan!...

Ella no cree en la suerte, dice que es lo más parecido a un dèjá vu, una ilusión que cuando viene, inmediatamente se va. "Engaña bobos" así le llama.
El si cree en la suerte, esta convencido de que la suerte tiene carácter, que está con quien quiere estar sin importar si es bueno o malo, es dueña de su parecer y no se deja manipular de rezos ni olores raros. La suerte es quien es y punto. ¡No hay discusión!

Mañana, si logra conseguir algunos billetes con los rostros de algún prócer, científico o poeta, comprará otro billete pero de lotería. A ella le va a disgustar, le recordará lo hifueputa que es y le sumará lo irresponsable. Pero, en el fondo de su alma - que tiene podrida y sabe a maluco - habrá una esperanza que tapará ese olorcito... La esperanza del pobre es un billete de lotería.

martes, 16 de octubre de 2012

Regalo.

Reserva natural Sanguaré
Fotografía: Passofinno.
----------------------------------------------------------------------
Regalo

Te regalo mis sueños - al fin y al cabo son solo tuyos -
Digo: "Regalo" por educación, quizá para que me entiendas y aceptes la transferencia.

Transferir, añadir; completar, sumar.
Todo es cuestión de verbos y matemáticas, yo te doy de lo que tu me das...

Más sin embargo, lo que devuelvo, son antónimos de los sinónimos que recibo.
Pura magia amor mío, nada de trucos; tu imagen siempre está en mi sombrero de mago.

Recibe mi regalo, la transferencia o la devolución.
No es un elefante blanco y menos aún, un conejo del mismo color.

viernes, 24 de agosto de 2012

Beso punk.

(dibujo: Passofinno)

Todo fue por un blog. 
De inmediato, al hacer: ¡click!; estalló ante mí como un ¡Big-bang!.

Entre palabras y puntos suspensivos... ahí estaba, sentada, mirando frente al mar (dándome la espalda) la del beso punk. Recogía con las manos sus piernas, moldeando como un nido su cuerpo en la arena; recordé   con esa imagen los versos de "La invención de Morel":

"Sublime, no lejana y misteriosa con el silencio vivo de la rosa" 

Ese día había estrangulado dos duendes a domicilio por encargo del cartel de las locas. Era viernes en la noche -los días en que más disfruto en hacerlo-
Me gusta hacer bien mis trabajos, sobre todo cuando puedo darme el lujo de robarle varias sombras a los noctámbulos, ellos no las necesitan, perdieron el sueño, poco les importa un adlátere - es más lo que  estorba-.

Las sombras solo sirven a los góticos que se cansaron de chupar sangre, y a las brujas para tapar con ellas los pies planos cuando hacen el amor en los aquelarres.

Todas las noches giro el caleidoscopio para armar tu imagen, lo hago siempre al contrario de las manijas del reloj, es la mejor forma de saber que no vas a envejecer.
A veces te empiezo a crear como si recogiera uno a uno tus átomos, son como pedacitos de aleluyas que brotaron al romper una piñata.
Yo lo llamo el rompecabezas del amor, un retazo allí, un retazo allá va sumando costuras como las de Penélope, tejen y tejen y desmadejan noche tras amanecer el cuerpo, el alma...

En una página anterior, que había escrito para componer este relato pude soplar con aliento divino tu nuevo rostro; tomabas un sorbito de aquella mezcla de coca-cola y chianti igual a como lo hizo alguna vez la muchacha punk de Fogwill.

Tuve que envolver la hoja como si fuera un balón enano de basket  y lanzarla a la cesta de basura como lo hacen todos aquellos pedantes que nos creemos escritores; ya estabas escrita y como piensa y dice él (Fogwill): "debo ser respetuoso de mis protagonistas ya que el arte debe testimoniar la realidad, para no convertirse en una torpe forma de onanismo, ya que las hay mejores"

Pero nuevamente -con ardid-, te sales de ese texto y entras a este blog por cada una de sus letras.
Me sobornaste con un beso punk.
.

viernes, 18 de mayo de 2012

Relatos de un difunto. II ( Cont...)

(Dibujo y letra: Passofinno)

De pronto el camión que nos llevaba se detuvo al borde de la calzada. Había tres cruces, dos eran mal hechas con matarratón, sin señas y con enredaderas. La otra, tallada en piedra con nombre extranjero al que le habían rayado -tal vez con rabia o desespero- algunas letras sin lograr borrarlas. Sentí pesar.

No se que tiempo pasó desde aquél momento al salir del antro de mis angustias, el tiempo voló como polvo en el viento, sin detenerse como siempre. En su trascurrir, entre las rendijas de la carrocería, fui contemplando los asombrosos paisajes, la dicha enorme de recrearlos ante mis ojos me tenían sonámbulo.

Titánicas montañas se desplazaban a lado y lado del camino, como queriendo alcanzar con sus cimas y rascar con sus picos el azul. Veía las nubes atiborradas que las abrazaban y besaban en un juego continuo de pasión, parecía una orgía sagrada, pues unas nubes se iban y otras venían como novias alborotadas de pueblo. Nada podían hacer las infieles montañas para retener alguna si así lo hubiesen deseado; a las que osaban pasar, tenían que complacerlas.

Delicias fue descubrir los tímidos destellos de luz, que se escondían por cada grieta. me extasié hasta el clímax con cada sombra que amenazaba lluvia, la soledad de lo infinito pincelaba sus matices; aunque no se viera, el trono de Dios estaba allí...comprendí que la vida es linda a pesar de las desdichas, que el paraíso y el infierno solo existen en la conciencia de cada ser...

Vi también pasar una bandada de golondrinas que me llamó mucho la atención por su habilidad al volar, me recordaron al cuarto pelotón, solo la diferencia entre ellas y el, era que las golondrinas sabían a donde iban y nosotros no. Mi teniente no lo ignoraba, por orden y cautela no lo había revelado a sus soldados, pero con que él lo supiese bastaba, nosotros estábamos dispuestos a seguirlo hasta las mismas tripas de la tierra si era preciso.


Un ave rara y gigante pasó persiguiéndolas en la misma dirección, parecía un pterosaurio o un pájaro de las tormentas, fue muy veloz para averiguarlo, no era buen presagio, esa clase de animal solo existe en la memoria del pasado. Miré a todos mis compañeros para saber si también la habían visto, sólo uno me miraba fijamente con el temblor del desierto, era el guajiro que se echaba la bendición y rezaba con los labios una oración wayúu.

-Arena, sol y viento- me pareció escuchar.

Ese perfume, mixtura de flores silvestres, hierba fresca, monte rebelde, campo abierto, selva... mi selva.
Ese aroma que llegaba cual encomienda directa a la petición de mi olfato; no quería que se fuera, como no quería que aquél día de destino incierto hubiese cumplido su cita con el tiempo. Pero, pedirlo era un sacrilegio, que más podía pedir si mis deseos se estaban cumpliendo: poder ver, sentir, oler mi tierra fértil, la que no defrauda las manos callosas del que la trabaja, la que alimenta las bocas hasta saciarlas, la que ahora me aspiraba en un suspiro.
Con razón alguien que levantó un plantío de una hipérbole, dijo una vez en mi pueblo que sembró un huevo y le brotó un árbol de gallinas... pedir más ese día, hubiera sido gula.

(Continuara)

viernes, 3 de febrero de 2012

Doble Luna.


Obra:"Doble Luna"(1889), oleo sobre lienzo 40,9 x 54,2cm del pintor español Casimiro Sainz Saiz 1853-1898)

...................................................................................................................................................................

"Pitágoras con sangre (narra una tradición)
escribía en un espejo
y los hombres leían el reflejo
en aquél otro espejo que es la luna"
(Jorge Luis Borges, "La Luna", 1960).
-------------------------------------------

Todos los días me ensayo. Con nuevas ortografías me escribo repetidas veces. En "ostinato rigore, sapere aude" quiero saber de que esta hecha mi tinta.

Hoy voy a empezar a escribir un libro nuevo. Una nueva ansiedad me hará recorrer sus temblores, prisa y afán serán nuevamente mis guías.
Lo dejaré empezado igual que los demás... no me gustan los finales.

Algunas veces me convenzo de que no le tengo miedo a la muerte, parezco no temerle como lo hacía antes. Cuando pienso en ella (La Muerte) o la siento cerca, digo para mis adentros que si ha de ocurrir ya ¡que así sea! A fin de cuentas es regresar a donde pertenezco, es como volver a casa después de un largo tiempo.

Más sin embargo, en las noches paraselenes, donde la luna saca su mejor copia - entre las dos o tres de la mañana- me invade un temor que no se explicar. Un miedo extraño con sombras de pánico, empieza a dibujar rostros dilatados que ahogan sus gritos en mis delirium tremens.
Con vergüenza y mirando a todos lados (esperando que nadie me este observando), rezo una oración como tragándome un escapulario.
Este orgullo, herencia de Abraxas, no me deja ni en mis peores momentos.

Autocontrol es lo que necesito en esos instantes, pero la farmacia más cerca no está abierta y las de 24 horas me exigen fórmula médica.
Autocontrol... yo como HAL (La que sabe leer los labios), no creo en esa maldita palabra ni en sus efectos, eso sólo es una mierda plasmada en los libros de autoayuda.

"Bosson de Higgs" Son las palabras clave. Me las dieron como santo y seña para salir de la prisión de este monolito.
La partícula de Dios es la pieza que necesito para reemplazar el tornillo que perdí de mi cerebro.

"Algún día quizás podré decirte algo que sea importante/ algo hecho con sabiduría/ algún día sabré un poco mas de lo que sé/ poco a poco tropezando menos.../"

Así comienza la canción de Julieta Venegas que está sonando al fondo a la derecha.

Mientras la escucho -esperando tu llamada-, fabrico esperanzas con las cintas verdes que robé en ese baile, donde fingimos ser los anfitriones.

Tengo tus saludos que se resisten a irse, besan mi memoria con labios de ángel. Los besos que se alejaron se calcan en mi mente, es como si al fantasma del amor también le hubiese perdido el miedo.

Lamento tanto tus promesas. Decir que estarías cerca sin importar las distancias fue solo un paisaje, una falsa ilusión de mago. De los trucos el más barato, esa fue tu verdad.

¡Como me haces falta!

No son sólo unas palabras. Aire y fuego, aliento y calma... Autocontrol.

El autocontrol solo se adquiere cuando estamos muertos, perder el miedo a la muerte es lo más cercano. ¡Ataraxia! muerto en vida, eso es...

Es tarde para el cuerpo o muy temprano para quien madruga, pero no tengo sueño ni siento cansancio, estoy inerme mirando la obscuridad por la ventana.

No hace poco vi un fantasma caminar por el tejado, en sus manos llevaba sin fuego una antorcha recién apagada. Pasó de largo muy cerca sin mirarme... no hubo temblor ni frío.
Mi rostro es patético, tiene la expresión de los suicidas. Podría describirme con detalle pero sólo con una palabra basta: vacío.

No me explico tu ausencia, caminas hacía atrás devolviendo las huellas ¿Es así como habla tu silencio?
Definitivamente hay silencios que hablan de una manera extraña, son como lluvias horizontales de las que existen en mis sueños o como aquellas canciones sin letras que solo se tararean.

Escribir es igual a llorar, las lágrimas están en cada palabra, quien lo hizo por vez primera creó el más triste de los inventos.

En el reflejo de la doble luna - como en "El festín de Baltazar"- tres palabras nos han sido dadas:
MANE- TECEL- FARES .


martes, 31 de enero de 2012

Desde el alto.



Desde el alto se ve.

A muy tempranas horas, sube y baja como cierre de bragueta. Parece querer abrir la tierra al partir como el río, la ciudad en dos.

El Metro de Medellín y su cultura -cuál cosa rara- lo que así divide, también lo une.

Hoy, ella estará (Como casi todos los días lo hace) en uno de esos vagones; y, yo como siempre trataré desde aquí, de vislumbrar su imagen... si supiera en cuál y a que hora, no dudaría en volar hasta la próxima estación.