Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2012

Mi carpe diem.

(Dibujo: Passofinno)

Han cambiado de sitio las cosas, parezco heredar los fantasmas de Maupassant, se burlan de mí como lo hacían con él; me rodean los vasos vacíos, lo que mas ruido hace no está lleno. Se me olvida que debo comer o ese trasparente ya lo hizo por mí, no me gusta pelear con el "ambre" casi siempre me ha vencido, la única batalla que le he ganado fue un día que me le comí la hache: "H".
He leído algunos libros y hasta la vida de sus autores, sus errores y defectos que son más que sus virtudes (si es que tuvieron algunas). Siempre lo hago, va más allá de la costumbre es igual a esta necesidad de escribir. Incluso los puedo identificar a cada uno con un adjetivo, un adverbio, un verbo, un sustantivo o con solo señalarlos con el dedo. Puedo hacerles señas como los jugadores de béisbol y se que me entienden y yo a ellos... estoy seguro que hasta con señales de humo podemos comunicarnos, no importa si están vivos o muertos, mi carpe diem es eterno.
A Kafk…

Por qué

(Dibujo, letra: Passofinno)
Estoy cansado, no se ni que horas son, si es de día o de noche, si estamos en invierno o verano, si soy o no soy. Llevo días en una misma posición. Sospecho que son meses así: Sentado frente a un escritorio con un monitor encendido en word, hojas sueltas de papel escritas a lápiz alrededor. Sacapuntas, un puñal, resaltador, una pandereta, borrador. Tres libros abiertos a la vez, cada uno en distinto número de página, diversos en su tema como está contradicción que siempre me acompaña.
Ya no me hablan, cuando lo hacían, contestaba en monosílabos, se cansaron de escuchar mis silencios. Perdí el sueño y recuperarlo no está en mi preocupación. Sigo despierto las veinticuatro horas tratando de encontrar en cada letra que escribo, en cada palabra que leo esa respuesta, ese querer saber que fue lo que pasó, que hice yo, porque son falsas las promesas, porque la mentira es la dueña, porque, porque, porqué...
Tengo malestar social, dicen los intelectuales que es la …

Sol Negro

(Dibujo: Passofinno)
Lo bueno o malo es que... Tu imagen no grabé En piedra o mármol Arcilla o papel.
Lo bueno o malo es que... Del Alfa al Omega estás En el Yin, el Yang En el Panta Rei.
Lo bueno o malo es que... Tu verdad es mi mentira La eterna dualidad.
Lo bueno o malo es que... El sol negro me ilumina Con luz de sus sombras.
Lo bueno o malo es que... Olvidarte no puedo Dejarte no quiero.
Lo bueno o malo es que...

Me dice.

(Dibujo: Passofinno)
Me dice que debo olvidarte Quien hoy seca mis lágrimas Que borre de la memoria tu voz Con el nuevo amor de sus palabras
¿Debo hacer caso, tendrá razón? ¿Tendré las fuerzas, tendré el valor?
Me dice que debo enmudecer Quien hoy besa mis labios Cada vez que al llamarte Tu nombre calla en ellos.
¿Cómo hacer del sol luz de tinieblas? ¿Cómo ver al mediodía una estrella fugaz?
Si ellos pudiesen cambiar su elemento Rogaría al cielo o a los infiernos para que no lo hicieran.
Si ellos pudieran, debería cambiar yo. Debería olvidarte, alejarte, borrarte de la memoria... Crear en mí una nueva partícula de Dios.

El silencio de la poesía.

Si tan solo unos versos fueran lo suficiente para decir lo que se siente... Me obligaría entonces escribir en ellos
- Con todo el sentimiento -
Las mejores palabras.
¿Pero, que podría decir yo que no lo diga la poesía? Decir, por ejemplo: Que sueño con una Sherezade
Que al besar me haga volar al mundo de los mil colores.  O que, cuando estoy triste también vuelo muy alto
A esos otros lugares donde sólo se llega con las alas rotas
¡No, realmente no! Hoy no quiero decir nada. La poesía con su silencio es dueña de las palabras.

Mala gente.

(Dibujo. PASSOFINNO)
Esta cansada de rezar, de que todo lo que haga le sepa a oraciones. Si lo que Dios quiere es probarla se va a decepcionar  porque ya tiene podrida el alma, a maluco le sabe.
Su esposo le dice que aguante, que en lo fregao se conocen los valientes. De esos consejos también esta cansada. - ¡harta más bien! - diría su Mamá si la viera.
Valentía y hambre tienen sus diferencias, - no son compatibles - dicen los ricos.
El desayuno de hoy tuvo ese sabor a incienso, sería acaso por el milagro de haber hallado: tres tomates rojos, un gajo de cebolla y dos huevos totiados con los que hizo el hogao. Tal vez, algún vecino generoso se coló por el solar y los dejo en el poyo. Así es como habla la caridad, en silencio como la voz de Dios. Habrá que recordarle a la próxima que no se le olviden las arepas. Y, no es que quiera ser desagradecida y mucho menos conchuda, pero la verdad es que está hastiada hasta la coronilla de esos silencios, de esas misericordias, de esos pesares que mas …

Regalo.

Reserva natural Sanguaré Fotografía: Passofinno. ---------------------------------------------------------------------- Regalo
Te regalo mis sueños - al fin y al cabo son solo tuyos - Digo: "Regalo" por educación, quizá para que me entiendas y aceptes la transferencia.
Transferir, añadir; completar, sumar. Todo es cuestión de verbos y matemáticas, yo te doy de lo que tu me das...
Más sin embargo, lo que devuelvo, son antónimos de los sinónimos que recibo. Pura magia amor mío, nada de trucos; tu imagen siempre está en mi sombrero de mago.
Recibe mi regalo, la transferencia o la devolución. No es un elefante blanco y menos aún, un conejo del mismo color.

Beso punk.

(dibujo: Passofinno)
Todo fue por un blog.  De inmediato, al hacer: ¡click!; estalló ante mí como un ¡Big-bang!.
Entre palabras y puntos suspensivos... ahí estaba, sentada, mirando frente al mar (dándome la espalda) la del beso punk. Recogía con las manos sus piernas, moldeando como un nido su cuerpo en la arena; recordé   con esa imagen los versos de "La invención de Morel":
"Sublime, no lejana y misteriosa con el silencio vivo de la rosa" 
Ese día había estrangulado dos duendes a domicilio por encargo del cartel de las locas. Era viernes en la noche -los días en que más disfruto en hacerlo- Me gusta hacer bien mis trabajos, sobre todo cuando puedo darme el lujo de robarle varias sombras a los noctámbulos, ellos no las necesitan, perdieron el sueño, poco les importa un adlátere - es más lo que  estorba-.
Las sombras solo sirven a los góticos que se cansaron de chupar sangre, y a las brujas para tapar con ellas los pies planos cuando hacen el amor en los aquelarre…

Relatos de un difunto. II ( Cont...)

(Dibujo y letra: Passofinno)
De pronto el camión que nos llevaba se detuvo al borde de la calzada. Había tres cruces, dos eran mal hechas con matarratón, sin señas y con enredaderas. La otra, tallada en piedra con nombre extranjero al que le habían rayado -tal vez con rabia o desespero- algunas letras sin lograr borrarlas. Sentí pesar.
No se que tiempo pasó desde aquél momento al salir del antro de mis angustias, el tiempo voló como polvo en el viento, sin detenerse como siempre. En su trascurrir, entre las rendijas de la carrocería, fui contemplando los asombrosos paisajes, la dicha enorme de recrearlos ante mis ojos me tenían sonámbulo.
Titánicas montañas se desplazaban a lado y lado del camino, como queriendo alcanzar con sus cimas y rascar con sus picos el azul. Veía las nubes atiborradas que las abrazaban y besaban en un juego continuo de pasión, parecía una orgía sagrada, pues unas nubes se iban y otras venían como novias alborotadas de pueblo. Nada podían hacer las infieles mon…

Doble Luna.

Obra:"Doble Luna"(1889), oleo sobre lienzo 40,9 x 54,2cm del pintor español Casimiro Sainz Saiz 1853-1898)
...................................................................................................................................................................
"Pitágoras con sangre (narra una tradición) escribía en un espejo y los hombres leían el reflejo en aquél otro espejo que es la luna" (Jorge Luis Borges, "La Luna", 1960). -------------------------------------------
Todos los días me ensayo. Con nuevas ortografías me escribo repetidas veces. En "ostinato rigore,sapere aude" quiero saber de que esta hecha mi tinta.
Hoy voy a empezar a escribir un libro nuevo. Una nueva ansiedad me hará recorrer sus temblores, prisa y afán serán nuevamente mis guías. Lo dejaré empezado igual que los demás... no me gustan los finales.
Algunas veces me convenzo de que no le tengo miedo a la muerte, parezco no temerle como lo hacía antes. Cuando pienso en …

Desde el alto.

Desde el alto se ve.
A muy tempranas horas, sube y baja como cierre de bragueta. Parece querer abrir la tierra al partir como el río, la ciudad en dos.
El Metro de Medellín y su cultura -cuál cosa rara- lo que así divide, también lo une.
Hoy, ella estará (Como casi todos los días lo hace) en uno de esos vagones; y, yo como siempre trataré desde aquí, de vislumbrar su imagen... si supiera en cuál y a que hora, no dudaría en volar hasta la próxima estación.